Defensa de Polanski busca investigar actitud de acusadores

LOS ANGELES (AP). Los abogados de Roman Polanski presentaron una apelación en la que solicitaron el nombramiento de un abogado especial para investigar la conducta, supuestamente indebida, por parte de fiscales y jueces durante el caso abierto hace 32 años al cineasta, por cargos de abuso sexual.

La defensa mencionó nuevas evidencias proporcionadas por el fiscal original del caso, quien testificó en una serie reciente de sesiones secretas. De acuerdo con esas evidencias, el fiscal habría tratado de descalificar al juez original en 1977, por una conducta indebida, pero sus superiores le ordenaron que se abstuviera.

Además, los abogados acusaron al fiscal actual de dar información falsa a las autoridades suizas para apoyar la extradición de Polanski a Estados Unidos, aún cuando sabían que su sentencia potencial no entraría en los criterios de Suiza para ordenar su traslado.

La apelación señaló que los fiscales estaban al tanto de que el juez, ya fallecido, pretendió que Polanski no pasara más de 90 días en prisión cuando el cineasta se declaró culpable de tener relaciones sexuales ilícitas con una adolescente de 13 años.

Las autoridades suizas han dicho que extraditarán a Polanski sólo si saben que será sentenciado por lo menos a seis meses de cárcel.

La apelación fue presentada en el tribunal del segundo distrito de California. Esa corte se ha pronunciado ya una vez sobre el caso. Los abogados acusaron al juez actual en el caso, Peter Espinoza, de la Corte Superior, de no acatar las recomendaciones emitidas en un fallo de un tribunal de apelaciones el año pasado.

En enero, Espinoza determinó que Polanski debe comparecer en la corte antes de que él pueda resolver el caso. El juez citó una ley, la cual señala que ninguna persona que huye tiene derecho a los procesos del tribunal a menos de que regrese.

El juez citó también el largo tiempo en el que Polanski había permanecido prófugo, y señaló que la orden de que regrese busca disuadir a otros que podrían contemplar la posibilidad de escapar de la justicia.

Originalmente, Polanski fue acusado de seis cargos, incluido el de violación mediante el suministro de drogas, abuso infantil y sodomía. Luego se declaró culpable de un cargo de relaciones sexuales ilícitas.

En los documentos de la corte, los abogados de Polanski señalan que el fallecido juez de la Corte Superior, Laurence J. Rittenband, sentenció en 1978 al cineasta a permanecer cautivo y bajo análisis en una prisión de California, donde pasó 42 días.

Aunque Rittenband dijo a los abogados que ésa sería toda la sentencia de Polanski, señaló después que no aceptaría el arreglo alcanzado y le impondría una condena más severa en una audiencia.

Polanski huyó a Francia y ha sido prófugo desde entonces. Permanece bajo arresto domiciliario en Suiza, donde trata de evitar la extradición.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada