Demi Moore derrocha estilo en comerciales de Ann Taylor

LOS ANGELES ( AP). Cuando era una adolescente, antes de la fama, sus hijos y los asientos en primera fila en las pasarelas de moda, Demi Moore solía pasar frente a una sucursal Ann Taylor en una plaza cerca de donde vivía para tomar nota de los modelos.

Años después, se ha convertido en una figura destacada de los desfiles de diseñador, una madre que usa pantalones vaqueros, una corredora en bikini y modelo de Versace. Pero su estilo no había completado el ciclo hasta ahora que se convirtió en la estrella de la campaña de otoño de la cadena Ann Taylor.

Moore es la estrella de Hollywood que más recientemente colabora con la tienda, luego de Katie Holmes y Naomi Watts, quienes también han sido su imagen.

" Siento que conozco a Ann Taylor desde que era niña. He visto cómo ha cambiado la ropa para apoyar a las mujeres que trabajan" dijo Moore, de 48 años, durante un receso en una sesión de fotografías reciente en Los Angeles. " Antes todo eran piezas de sastre y he visto cómo ha cambiado, ellos han cambiado para reflejar la manera en la que vivimos como mujeres modernas, lo que significa usar cosas que sirven tanto de día como de noche, del ejercicio al trabajo y el fin de semana".

Al revisar la propia historia de Moore uno se da cuenta de que ella también ha cambiado. Ha usado ropa de caballeros, piezas retro en corte sirena y escotes pronunciados. Se ha mostrado con la cabeza rapada, con mucho pelo y completamente desnuda... como en la portada de Vanity Fair en la que aparecía embarazada y sin ropa en 1991.

En los últimos años ha desarrollado su propio estilo, refinado y al mismo tiempo apasionado, lo que le ha valido el reconocimiento de los especialistas en moda.

" Hay que recordar que está bien arriesgarse. A veces funciona y a veces no. en mi caso hay un cierto equilibrio y criterio. Me gustan las cosas que son clásicas. Me gusta pensar que podría revisar mi armario en cinco años y que algunas piezas todavía tendrían su lugar. No tengo espacio o tiempo para algo que es completamente para el momento", dijo.

A la actriz no le causa ningún conflicto tomar algunas piezas del pasado.

" Me fijo en Katharine Hepburn de los 30 y los 40, y las mujeres de los 70, como Bianca Jagger", dijo Moore. " Cuando somos jóvenes tratamos de conocernos y encontrar lo que nos gusta. Podría decir que hay algunas cosas que son constantes, siempre me han gustado los vestidos clásicos. Me mantuve en una zona clásica, con algunos giros inesperados".

Las fotografías para Ann Taylor corrieron a cargo de Patrick Demarchelier, alguien con quien Moore no había trabajado desde una portada para Harper's Bazaar en la década de 1990, que por cierto es una de sus fotos favoritas.

La colección incluye suéteres con cuello "v", chaquetas con estampado animal, trajes de lana, pantalones con piernas amplias y joyería deslumbrante. Moore dio su toque creativo a los anuncios al proponer la combinación de una camiseta con estampado de leopardo con pantalones kaki y un suéter con bordes de imitación piel.

"Esa fue una de mis piezas favoritas, cuando vi la colección por primera vez", dijo Moore.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada