Denzel Washington no puede dejar de trabajar

El aclamado actor Denzel Washington ha reconocido que no es capaz de tomarse un largo período de descanso, ya que necesita sentirse vivo dedicando su tiempo al trabajo duro.

Aunque el oscarizado intérprete no necesita demostrar a estas alturas por qué es uno de los actores más codiciados de la industria del cine, el artista estadounidense asegura que no es capaz de pasar una larga temporada descansando y alejado por completo del negocio asociado a su vocación profesional, ya que necesita mantenerse ocupado a todas horas para sentirse realizado y concienciarse de que sigue siendo útil para la sociedad. De esta forma, Denzel reconoce que no volverá a tomarse unas vacaciones tan extensas como las del año pasado, un período de desconexión profesional que ahora recuerda como una " experiencia desastrosa".

"El año pasado decidí no rodar ninguna película, quería tomarme un descanso para reflexionar y desconectar un poco del mundo del cine. Fue una experiencia desastrosa que no volverá a ocurrir. Unas vacaciones prolongadas o un tiempo sabático no me sientan nada bien. Necesito estar ocupado y tener siempre alguna propuesta entre manos. Un hombre que quiere seguir siendo relevante en el ambiente en el que vive debe levantarse por la mañana, ir a trabajar, tener alguna ocupación en la que invertir su tiempo", reveló el intérprete a la revista Empire.

Sus ganas de trabajar han llevado a Denzel Washington a protagonizar una de las comedias más esperadas de este verano, '2 Guns', que se estrena mundialmente el próximo 16 de agosto y con la que el intérprete comparte pantalla por primera vez con su buen amigo Mark Wahlberg.

"Mark y yo somos amigos desde hace tiempo, pero al trabajar juntos me he dado cuenta de que es un hombre con un corazón de oro y una de las personas más dulces que he conocido en toda mi vida. Es un buen tipo, un hombre honrado y caballeroso de los que ya no quedan", se sinceró el galardonado actor.

Además de estrechar sus lazos emocionales con Wahlberg, el reputado artista ha podido extraer un sinfín de divertidas anécdotas de los meses de grabación que ahora culminan con el estreno de '2 Guns', una serie de escenas surrealistas relacionadas con el tono humorístico de la película, pero que provocaron una gran incomodidad a Denzel a la hora de rodarlas.

"Hemos hecho un montón de estupideces para que la gente disfrute con nuestra película, como aquella secuencia en la que los dos [refiriéndose a Wahlberg] nos vemos colgados boca abajo mientras se acerca un grupo de toros en estampida. No utilizamos dobles para esa escena, nos vimos expuestos al peligro sin ningún tipo de prejuicio. Muchos de esos gags cómicos me hicieron sentir muy incómodo al principio, ya que me costó acostumbrarme a representar un tipo de guion al que no estoy nada acostumbrado", explicó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes