Destino final de Jackson sigue siendo un misterio

LOS ANGELES (AP). El féretro dorado de Michael Jackson tuvo un papel protagónico en el Centro Staples, donde pasó más de dos horas ante millones de espectadores, mientras distintas personalidades conmemoraban al Rey del Pop. Cuando la ceremonia terminó, se esfumó.

Por ley, el ataúd que se supone contiene los restos de Jackson debe estar exactamente donde su acta de defunción dice que está: de vuelta en el cementerio Forest Lawn Memorial Park Hollywood Hills, donde la familia realizó un servicio privado antes del evento en el Centro Staples. Documentos del condado de Los Angeles señalan el cementerio como sitio temporal, donde debe permanecer hasta que se actualicen oficialmente esos registros.

Pero dónde tendrá Jackson su descanso final sigue siendo un misterio, alimentado por el mismo nivel de rumores y conjeturas que rodearon gran parte de su vida. ¿Será enterrado en Forest Lawn? ¿Es su rancho de Neverland aún una posibilidad?

¿Y si no lo entierran, sino lo incineran? La familia se mantiene muda; quizás ni siquiera ha decidido.

El féretro fue visto por primera vez saliendo de la morgue de Forest Lawn, donde se subió a una carroza fúnebre para el recorrido de 16 kilómetros (10 millas) al Centro Staples. Pero antes de comenzar el servicio, la carroza salió del centro, vacía, y no volvió a verse.

Para cumplir con las leyes, el ataúd debió haber regresado en algún momento a Forest Lawn, se supone que después de que la multitud se marchó a casa y se retiraron las cámaras de televisión.

Robert J. Biggins, ex presidente de la Asociación Nacional de Directores Funerales, dijo que el cuerpo de Jackson probablemente esté en su féretro, que identificó como un ataúd de primera fabricado por la compañía con sede en Indiana Batesville Casket Company. El ataúd se encuentra probablemente en un área de espera temporal, quizás un mausoleo, aguardando su destino final, dijo.

"Esto ocurrió tan rápido que es algo que debe conllevar una considerable meditación", indicó Biggins, propietario de la casa funeral Magoun-Biggins en Rockland, Massachussets. "Esto es más grande que un funeral promedio".

Las conjeturas sobre el lugar del descanso final de Jackson han sido tantas como los rumores que precedieron al servicio conmemorativo en el Centro Staples. Su testamento de cinco páginas, fechado en el 2002, no dice nada acerca de lo que Jackson quería que se hiciese con su cadáver.

Forest Lawn es una posibilidad. De enterrarse allí, Jackson se uniría a celebridades como Liberace, Gene Autry, Bette Davis y Andy Gibb. El cementerio también alberga los restos del recientemente fallecido actor David Carradine.

La familia Jackson parece dividida en torno a un descanso final en Neverland, lo que seguramente tornaría el rancho en el condado de Santa Bárbara en una especie de Graceland, la residencia de Elvis Presley.

Pero Jackson abandonó la propiedad de 1,011 hectáreas (2,500 acres) para aislarse tras su absolución en un caso de abuso de menores en el 2005, y parte de lo que lo hacían único, como el carrusel, la rueda de la fortuna y el zoológico, ya no están.

El multimillonario Thomas Barrack, copropietario de Neverland, ha dicho que permitiría que Jackson sea enterrado en el rancho. La familia necesitaría obtener un permiso de funcionarios locales de planificación territorial para enterrar al artista en propiedad privada, y después presentar una solicitud y documentos ante la Junta de Cementerios y Funerales estatal.

La solicitud estatal entonces tendría que ser aprobada por la junta funeraria, un proceso que podría tomar entre siete y 30 días.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes