Jenna Dewan niega provocar ruptura de Justin Timberlake y Britney Spears


Si por algo es conocida la actriz y bailarina Jenna Dewan Tatum es sobre todo por ser la envidiada esposa del atractivo Channing Tatum, de quien se enamoró en el rodaje del filme 'Step Up' (2006) y con quien al día de hoy comparte una apacible vida familiar al lado de la única hija que tienen en común: la pequeña Everly, de 3 años.

Sin embargo, antes de sentar la cabeza con su marido desde hace siete años, la guapa artista mantuvo un corto idilio con Justin Timberlake, poco después de que él pusiera fin a su mediática relación con Britney Spears. En la prensa de la época incluso se aseguró que Jenna había sido el motivo de la no menos pública ruptura de la pareja de cantantes, pero ella ha querido acallar ahora dichos rumores de una vez por todas.

"Sí, Justin y yo estuvimos saliendo, pero no por mucho tiempo. Primero fuimos amigos y después empezamos a ser pareja. Seguimos siendo muy amigos. Está muy bien físicamente, claro que sí. Imagínate que dijese que no lo está... Claro que sí, pero no fui un segundo plato. Todavía hoy somos amigos. Y no fue una situación tan morbosa como todo el mundo se imagina", reconoció sin perder el buen humor a su paso por el programa 'Watch What Happens Live' de Andy Cohen.

Justin y Jenna iniciaron su relación sentimental cuando ella trabajaba como bailarina durante la gira de conciertos que dio la estrella del pop en 2003 junto a sus compañeros de NSYNC. Fue entonces cuando se especuló con que la guapa morena había sido el detonante de la gran pelea que la cantante de 'Baby One More Time' y Justin protagonizaron en un club nocturno de Los Ángeles, después de que Britney hubiese visto a su ex en actitud muy cariñosa con Jenna.

Dicha discusión terminó supuestamente con una competición de baile que ha pasado a la historia de la cultura pop y que habría visto a los antiguos tortolitos demostrar sus dotes artísticas en la pista durante nada más ni nada menos que una hora y media. Pero muy a pesar de los amantes de esta historia, y de la propia Jenna, ese momento nunca tuvo lugar en la vida real.

"Este duelo de baile nunca ocurrió. La prensa lo publicó y todo el mundo pensó que había pasado realmente. Ojalá pudiera decir que así fue, porque sería una muy buena historia. Ojalá hubiera ocurrido, pero no, o al menos yo no lo vi", aseguró en la misma entrevista la intérprete de 36 años.

Los años que siguieron al fin de su relación con Justin estuvieron marcados por la polémica en la vida de Britney: desde su brevísimo matrimonio de 55 horas con su amigo de la infancia Jason Allexander, a las constantes idas y venidas con el rapero Kevin Federline -padre de sus dos hijos, Sean (11) y Jayden (10)- y sus problemas mentales que la llevaron a raparse la cabeza y a atacar con un paraguas a los paparazzi en 2007 antes de protagonizar un renacer profesional a finales de 2008 con su disco 'Circus'.Por su parte, el astro del pop mantuvo una intermitente relación con Cameron Diaz antes de conocer finalmente a su actual esposa Jessica Biel, madre de su único hijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes