Diego Simeone y Carla Pereyra no tienen prisa por ampliar la familia

Teniendo en cuenta que la pareja formada por el entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, y la modelo Carla Pereyra dio la bienvenida a su primera hija en común, la pequeña Francesca, hace solo tres meses, no debería resultar sorprendente que la guapa argentina quiera dedicar la mayor parte de su tiempo a disfrutar de las satisfacciones que le ha brindado su primera experiencia maternal, en lugar de pensar demasiado en la posibilidad de darle un hermanito con el que pondría el broche de oro a la idílica vida doméstica que comparte con el exfutbolista.

"Sí, me encantaría repetir la experiencia porque ha sido fantástica [su primera incursión en la maternidad] y no me puedo quejar de nada. Pero de momento lo estoy disfrutando tanto, que vamos a esperar antes de ir a por el niño", reveló la maniquí a la revista Diez Minutos dejando entrever al mismo tiempo que, aunque no constituye un objetivo a corto plazo, da casi por hecho que volverá a quedarse embarazada cuando llegue el momento oportuno.

Pero lo cierto es que Simeone y Carla no son los únicos que no han dejado de irradiar entusiasmo ante la llegada de Francesca a sus vidas, ya que los tres hijos que el técnico tiene de su fallido matrimonio con Carolina Baldini -Giovanni, Gianluca y Giuliano- están encantados de poder contar con una hermanita pequeña a la que mimar y con la que compartir inolvidables momentos en familia.

"La han acogido con los brazos abiertos, se derriten por ella. Estamos en un momento de unión familiar, porque al final un bebé une mucho", explicó antes de revelar que todos viajarán a Argentina dentro de unas semanas para sacar el máximo partido a las vacaciones navideñas, que en el país coincide con la llegada de las agradables temperaturas de la época estival.

Sí, estas Navidades nos vamos a Argentina y, como es verano, voy a volver bronceada. Iremos a disfrutar de la familia. Serán pocos días, pero intensos

Aunque no descarta la idea de pasar por el altar en un futuro no muy lejano, en la actualidad Carla no tiene necesidad alguna de hacer oficial el estrecho vínculo que le une a su pareja porque se siente plenamente satisfecha con la idílica vida que están construyendo juntos, en la que juegan un papel fundamental las excelentes dotes de padre de las que Simeone ha hecho gala con Francesca.

"No, de momento no hay boda y estoy muy bien así. Me ha dado un hijo, ¿qué más le puedo pedir? Es súper protector, súper buen padre, me ayuda muchísimo y está muy presente. Todo se hace más fácil con él", se sinceró antes de responder a la pregunta de si, al margen de que lo encuentre necesario, le haría ilusión convertirse en una mujer casada. "Puede ser, es algo que a toda mujer enamorada le hace ilusión, pero no es una prioridad ahora mismo", sentenció.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada