Documental de Madonna se verá en televisión abierta

NUEVA YORK(AP). El despertar de Madonna ante la crisis en Malawi _ una nación empobrecida de África donde un millón de niños quedan huérfanos a consecuencia del sida _ ha tenido muchas consecuencias.

La estrella del pop adoptó uno de esos huérfanos, su hijo de tres años David. Además la cantante construye en el lugar una escuela.

En su documental "I Am Because We Are", ella misma cuenta la historia desgarradora que se vive en Malawi. Hasta la fecha el material había tenido una audiencia limitada que sólo lo pudo ver en festivales y algunas salas de cine.

Sin embargo, el lunes la película se transmitirá en la televisión abierta estadounidense, a través del Sundance Channel, en conmemoración del Día Mundial Conta el Sida.

El largometraje fue escrito, producido y narrado por Madonna y dirigido por Nathan Rissman. En él se consultan expertos incluyendo al ex presidente Bill Clinton y el arzobispo Desmond Tutu.

Pero el poder real del filme radica en sus imágenes, que son consternadoras aunque salpicadas por escenas aquí y allá que reflejan esperanza y una voluntad férrea de sobrevivir.

"Tengo muchas metas", dijo Madonna durante una entrevista telefónica reciente desde su residencia en Manhattan. "Yo llegué al punto en el que pensé 'estoy siendo súper ambiciosa, estoy tratando de decir demasiado (en el documental), nunca lo voy a lograr'. Pero me siento orgullosa del hecho de que de que sí pude dejar claro todos mis puntos".

Entre esos puntos el más fuerte es que en toda crisis hay soluciones, aunque sean difíciles de lograr. Por eso, la película ofrece a la audiencia un menú de diferentes respuestas constructivas.

"Si todo lo que puedes hacer es vivir la vida en TU mundo, hay maneras de demostrar que eres responsable por la gente alrededor tuyo, y eso es ya un plan de acción", señaló la intérprete. "La gente puede servir de diversas maneras".

La primera gran exhibición del documental puede llegar en un momento propicio, que beneficie a la estrella del pop, con su habilidad para anticipar e identificar tendencias culturales.

En la víspera de una nueva administración presidencial, los estadounidenses parece que están anclados a una ruta idealista, aunque están alarmados ante las amenazas económicas.

"La gente realmente está diciendo 'wow! no puedo seguir ignorando lo que ocurre alrededor de mí'. (Veo) cambios en el aire", afirmó.

La cargada agenda de Madonna, quien se presentará en México el sábado y el domingo, continúa sin mucho espacio libre. Pero el motor que la impulsa sigue siendo lo artístico, "el mundo que tú creas y que tú habitas, para expresarte, y para inspirar y llegar a otras personas", explicó. "Es también un consuelo, un lugar al que llegas para protegerte".

Esto es particularmente cierto ahora que está en medio de un muy publicitado divorcio del director Guy Ritchie, luego de 8 años de matrimonio, proceso que ha descrito como "nada fácil, no voy a mentir".

Por lo pronto la diva también está en la búsqueda de personal que atienda la escuela para niñas que está próxima a abrir en Malawi.

"Todos vamos juntos para allá al final de marzo", declaró en referencia a sus hijos David, Rocco de 8 años y Lourdes, de 12.

"Estoy muy involucrada con muchas cosas que están sucediendo allá".

Mientras, espera que el documental pueda desplegar el mensaje a millones de personas más.

"Creo que tiene un impacto en la gente que lo ve", declaró. "Mientras más gente, mayor el impacto".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes