Don Omar vuelve a ser 'el señor de la noche' en Viña

SANTIAGO ( AFP). El reguetonero puertorriqueño Don Omar fue el gran triunfador de la segunda noche del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, en la que también brilló el grupo romántico mexicano Reik, mientras su compatriota Anahí, ex RBD, tuvo una deslucida presentación.

Don Omar, que se presenta por segunda vez en Viña del Mar, se llevó todos los premios que entrega el público a sus artistas favoritos, después de hacer bailar a los casi 15,000 espectadores que llenaron la Quinta Vergara, donde cada año y por seis noches se realiza el certamen.

El puertorriqueño presentó a más de 15 músicos en escena y a unos bailarines que personificaban a androides, haciendo delirar a los asistentes con pegajosos temas como 'El señor de la noche' y 'Pobre diabla', en un acto que incluyó también la participación especial del pianista Arthur Hanlon.

El cantante, notoriamente más delgado que hace tres años, estuvo más de una hora en el escenario y al final recibió las Antorchas y Plata y Pro y una Gaviota de Plata, el máximo premio que entrega el público a sus artistas.

En el inicio, Reik impuso sus conocidas melodías románticas, como 'Inolvidable' o Niña', enamorando al público que quedó rendido ante el trío mexicano.

Ante un fascinado 'monstruo' -como se le conoce al público que asiste al Festival de Viña del Mar-, Reik mantuvo coreando sus canciones sin interrupción.

Los mexicanos, ganadores de un premio MTV Latinoamérica como mejor artista pop y de un Grammy Latino -ambos obtenidos en 2009-, estrenaron una versión acústica de 'Fui', y continuaron el show con 'Qué vida la mía', para cerrar con 'No desaparecerá'.

Al final de una presentación que se extendió por cerca de una hora, recibieron las antorchas de Oro y Plata, pero debieron irse sin la ansiada Gaviota de Plata.

Distinta suerte corrió su compatriota Anahí, ex integrante del desaparecido grupo Rebelde (RBD), que ante la tibia acogida del público debió recurrir a las canciones de su ex agrupación como 'Sálvame', tras abrir su presentación con " Mi Delirio", el primer sencillo de su disco debut del mismo nombre.

Anahí aprovechó la ocasión para rendir homenaje a sus ex compañeros, que dijo, siempre soñaron con llegar al escenario de la Quinta Vergara, pero nunca les fue posible.

Acompañada con bailarines, y vestida con un traje de novia que llevaba cuatro puñales clavados en la espalda, cerró su presentación con " Él me mintió", de Amanda Miguel, y no recibió ningún de los premios que entrega el público.

Anahí integra el jurado de la competencia internacional del certamen y compite también por el cetro de reina de esta 51 versión Festival de Viña del Mar, que este miércoles abre el legendario artista español Raphael, mientras que para el cierre está programa la presentación de la banda argentina Miranda.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada