Drew Barrymore tiene un 'talento innato' para la comedia

Aunque Drew Barrymore y Will Kopelman pusieron oficialmente fin a su matrimonio hace menos de una semana, eso no ha sido obstáculo para que la estrella de Hollywood haya decidido echar un cable a su cuñada, la actriz y guionista Jill Kargman, haciendo una aparición especial en la serie 'Odd Mom Out', creada y protagonizada por la propia Jill.

La experiencia, además de servir para reforzar el estrecho vínculo entre las dos mujeres, también ha ayudado a la también novelista a constatar que Drew tiene un "talento innato" para la comedia.

"Me ha encantado trabajar con ella en un episodio, porque Drew me ha dado una prueba más de que tiene un talento innato para el humor. Su vena cómica es fabulosa y la verdad es que la colaboración ha superado todas mis expectativas, que ya eran de por sí altas. Cuando le pregunté si estaba dispuesta a salir en la serie, primero se leyó el guion del capítulo e inmediatamente me llamó para decirme que estaba entusiasmada con la oportunidad", reveló la hermana de Will a la revista People.

Teniendo en cuenta la dilatada trayectoria de Drew Barrymore en la industria del cine, en la que durante años se destacó como uno de los grandes referentes del género de la comedia romántica, no debería resultar demasiado sorprendente que Jill se deshaga en halagos hacia la intérprete por la profesionalidad mostrada en el set de grabación.

Eso sí, como si de alguien desconocido para ella se tratara, a Jill todavía le cuesta asimilar que en su "modesta serie" haya aparecido una de las mujeres más famosas del mundo del entretenimiento.

"Fue una experiencia genial, [Drew] demostró las tablas que tiene en este negocio y se integró rápidamente en el equipo. Siempre ha sido una mujer muy dulce y cariñosa, pero a veces me parece surrealista el hecho de haber tenido entre nosotros a una actriz que ha participado en producciones multimillonarias, trabajando como una más en nuestra modesta serie. Todo el mundo quedó encantado con ella", aseguró a la misma publicación.

Pese a que Drew Barrymore y Will Kopelman se separaron en abril y ya están oficialmente divorciados, lo cierto es que la artista ha puesto de relieve en varias ocasiones que sigue muy unida a la familia de su exmarido, como hace unas semanas cuando decidió disfrutar del Día de la Madre en Estados Unidos en compañía de la mencionada Jill, su suegra Coco y los hijos que comparte con Will, Olive (3) y Frankie (2), pasando un emotivo fin de semana con ellas.

"Aunque nos hayamos separado, ninguno de los dos sentimos que seamos menos familia por el hecho de haber dejado de ser pareja. Puede que tener que recurrir al divorcio implique un fracaso, pero de esos hay muchos en la vida y lo importante es seguir adelante. Hay que saber apreciar las cosas buenas que hemos construido juntos", reza el comunicado con el que la actriz quiso recalcar que la ruptura entre el exmatrimonio no podría haber sido más cordial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes