Eastwood y Freeman regresan juntos con "Invictus"

LOS ANGELES ( AP). Nelson Mandela dejó en claro que Morgan Freeman era el actor de su preferencia para interpretarlo en una película.

Y cuando a Freeman le llegó la hora de hacerlo con " Invictus", el actor le dijo a su compañera de producción Lori McCreary que tenía en mente a dos directores para el filme, que dramatiza la sociedad de Mandela con un astro del rugby sudafricano (interpretado por Matt Damon) para buscar apoyo al equipo de rugby que competiría en la Copa Mundial de 1995.

" Le dije, 'Sólo puedo pensar en dos: Clint Eastwood. Y Clint Eastwood'. Es el mejor director que conozco", dijo Freeman del cineasta que le dio un papel en " Unforgiven" (" Sin perdón") y otro que le mereció un Oscar en " Million Dollar Baby" (" Golpes del destino").

Freeman hizo el comentario momentos antes de que Eastwood entrara a la sala para una entrevista conjunta reciente, en la que ambos amigos hicieron bromas afables sobre su tercera colaboración.

" ¿Te invitaron a ti?", le preguntó Freeman a Eastwood.

Al informarle del cumplido que Freeman le acababa de hacer, Eastwood respondió: " Es muy amable de su parte. Obviamente es un hombre de muy buen gusto".

Freeman continuó recordando que Eastwood una vez " se paró en público con un micrófono y me llamó el mejor actor del mundo".

Y el intercambio prosiguió:

Eastwood: " Eso era verdad hasta que le dije a Matt que él era el mejor actor del mundo".

Freeman: " No importa ... Tú siempre vas por el mejor".

Eastwood: " Eso es algo que me enorgullece. Creo en rodearme de la mejor gente, eso reduce el margen de error y cubre mis insuficiencias".

Freeman: " Y él dice que puede apartarse y permitirle (a los actores) que hagan lo suyo, y luego se lleva todo el crédito".

El toma y dame refleja la camaradería que Eastwood, de 79 años, y Freeman, de 72, capturaron en la pantalla como mercenarios contratados en el western de 1992 " Unforgiven" y amigos del cuadrilátero en el drama boxístico del 2004 " Million Dollar Baby". Ambos filmes dominaron los Oscar con premios que incluyeron mejor película y director para Eastwood.

Para las dos cintas, Eastwood fue quien llamó a Freeman. Pero en el caso de " Invictus", Freeman fue el primero a bordo del proyecto y le mandó el guión a su amigo esperando que le interesara dirigirlo.

Freeman se había estado reuniendo con Mandela desde los 90, con la idea de llevar a la gran pantalla las memorias del activista encarcelado que llegó a la presidencia " El largo camino hacia la libertad". El actor eventualmente dejó de lado el libro por considerar que la historia de Mandela era demasiado grande para una sola película.

" ¿Cómo puede uno coger todo eso y ponerlo en una cinta?", dijo Freeman. " Incluso condensándolo en una película de tres horas, ¿cómo hacerle justicia?"

Entonces el periodista John Carlin le habló a Freeman de su libro " Playing the Enemy: Nelson Mandela and the Game That Made a Nation", sobre la pasión del nuevo mandatario sudafricano por el equipo nacional de rugby que unió a blancos y negros.

El esfuerzo definió el espíritu unificador que Mandela trajo a la nación, dijo Freeman.

Pero " Invictus" no es bien recibida por todos los sudafricanos, pues algunos dicen que ellos mismos deberían protagonizar películas sobre su país y no actores estadounidenses. El filme, empero, cuenta con actores sudafricanos en papeles importantes, incluyendo a Patrick Mofokeng como el principal guardaespaldas de Mandela.

Eastwood ve muchas similitudes entre Mandela y Freeman.

"Siempre pensé que él era el tipo perfecto para interpretar a Nelson Mandela", dijo el realizador. " Morgan tiene la misma presencia cuando entra a una sala como actor que Mandela tiene como político ... Ambos son inteligentes, y ambos parecen tener un rico sentido del humor y mucha vida. Ambos se meten en problemas del mismo modo, a veces".

" Shhhh", interviene Freeman.

"Invictus" marca la primera película en la que Eastwood trabaja con Freeman sólo como director.

Eastwood dijo que estuvo tratando de dejar la actuación la última década, pero que le seguían llegando papeles que sentía eran apropiados para él, entre ellos el de un viudo racista que pasa a defender a sus jóvenes vecinos asiáticos en " Gran Torino", del año pasado.

" Lo leí y me gustó. Dije, 'Oye, yo conozco a este tipo'", expresó Eastwood. " He visto a este tipo muchas veces. A veces estos tipos envejecen y se vuelven más abiertos, a veces no. Pero fue divertido hablar sobre relaciones raciales interpretando a un tipo que no quiere nada de nadie y está amargado porque su vecindario se ha desvanecido".

Eastwood quiere dedicarse sólo a la dirección, aunque no descarta volverse a poner frente a una cámara.

" Estoy perfectamente dispuesto y contento de que siga dirigiendo de aquí en adelante, y si quiere pararse de nuevo frente a las cámaras ... espero poder estar ahí cuando lo haga", dijo Freeman. " Pero sabes, creo que quiere ser otro (Akira) Kurosawa, si no lo es ya. Creo que ya lo es".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada