Édgar Ramírez se "avergüenza" del gobierno de Nicolás Maduro

El actor Édgar Ramírez no ha querido mantenerse al margen del último ejemplo de autoritarismo protagonizado por el gobierno de Nicolás Maduro en su Venezuela natal, ya que poco después de confirmarse que el presidente había ordenado el cese de las emisiones de CNN en Español tras varios reportajes críticos con su gestión, el intérprete ha denunciado abiertamente los métodos dictatoriales con los que el régimen chavista intenta silenciar a quienes tratan de exponer la verdad.

"Que la vergüenza que sentimos hoy no empañe la voluntad de los venezolanos que intentan echar pa'lante. ¡Los honestos somos más!", reza el contundente alegato que ha compartido en su perfil de Instagram, y que le ha llevado a recibir un sinfín de comentarios de apoyo por parte de sus seguidores."Gracias por esas palabras de aliento para los que seguimos aquí en el país, cada día nos gana la desesperanza", le dirigió un internauta.

El veto impuesto desde el organismo regulador de las telecomunicaciones, Conatel, fue anunciado a mediados de esta semana como respuesta a la forma en que, a juicio del chavismo, CNN en Español "distorsiona la verdad" para satisfacer los supuestos intereses de aquellos que quieren debilitar el derecho de Venezuela a su "soberanía nacional".

"Tras difamar y distorsionar la realidad, además de incitar a la agresión de la soberanía nacional y sus instituciones, Conatel ha ordenado medidas preventivas que incluyen la suspensión de las emisiones de CNN en Español en todo el territorio nacional", argumentaba el citado organismo a través de un comunicado, emitido poco después de que el propio Maduro exigiera en televisión al canal que "se largara" de Venezuela.

Dos de los asuntos sobre los que la versión en castellano del famoso canal de noticias 24 horas ha venido informando recientemente responden tanto a la precaria situación que viven los centros escolares del país latinoamericano, que además del mal estado de sus infraestructuras carecen de almuerzos apropiados para satisfacer las necesidades más básicas del alumnado, como a la polémica que rodea la supuesta comercialización de pasaportes venezolanos en la embajada del país en Irak.

Esta no es la primera vez que Édgar Ramírez denuncia públicamente la situación política de Venezuela y sus consecuencias para la estabilidad social del país, ya que hace solo unas semanas exigía al ejecutivo que tomara medidas de gran calado para poner fin al drama de la violencia que se ha convertido en un problema de naturaleza estructural."Aquí tratando de ponerle una sonrisa al trabajo, mientras mi corazón se rompe en pedazos por la violencia horrenda, impune e injustificable que destruye mi país. Es responsabilidad del gobierno detener esta masacre. Exigimos soluciones concretas y efectivas de una vez por todas. ¡No más asesinatos en Venezuela!", publicaba en Instagram.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes