Elizabeth Taylor y sus siete maridos

LOS ÁNGELES ( AFP). " Cada vez que me enamoré, me casé. Mis principios me prohíben tener simplemente aventuras": así pensaba Elizabeth Taylor, la leyenda de Hollywood que tuvo siete maridos diferentes y que se casó ocho veces.

La estrella estadounidense que prometió amor eterno ocho veces -uno de sus maridos fue Richard Burton, con quien se casó en dos ocasiones- y que murió el miércoles a los 79 años, dio mucho material a la crónica del espectáculo, ávida de escándalos, con su agitada vida sentimental.

Taylot tenía 18 años cuando se casó, el 16 de mayo de 1950, con Nicholas Hilton Jr., heredero del imperio hotelero. Unos meses después se divorció para casarse, el 21 de febrero de 1952, con el actor inglés Michael Wilding, 19 años mayor que ella. Tuvieron dos hijos: Michael Jr. y Christopher. Se divorciaron en 1956.

De nuevo libre, Liz, la hermosa actriz de ojos violeta se casó con el rico productor Michael Todd. Tuvieron una hija, Elizabeth Frances, en agosto de 1957, pero siete meses después un trágico accidente aéreo mató a Todd en New Mexico (centro-sur).

En 1959 Liz se convirtió al judaísmo para casarse con su cuarto marido, el cantante Eddie Fisher, quien acababa de dejar a su mujer Debbie Reynolds. El 12 de mayo de 1959, el día de la boda celebrada en Las Vegas, la actriz predijo "una luna de miel de 30 o 40 años". Pero el divorcio se produjo cinco años más tarde, el 5 de marzo de 1964.

Diez días después se casó con Richard Burton, quien entró a su vida durante el rodaje de "Cleopatra" (1963). Con él rodó siete filmes, entre ellos el aclamado "Who's Afraid of Virginia Woolf?" (¿Quién teme a Virginia Woolf?, 1966), que le valió un Oscar a mejor actriz.

Después de rupturas tempestuosas y espectaculares reconciliaciones (se divorciaron en 1974, se volvieron a casar en octubre de 1975 y se volvieron a divorciar en julio de 1976), la apasionada pareja entró a formar parte de la leyenda de "los amantes terribles".

El 4 de diciembre de 1976 la diva del cine se casó por séptima vez, con el senador republicano de Virginia John Warner, de quien se divorció en diciembre de 1982.

Y en 1991 sorprendió al mundo cuando se casó por octava vez: ahora su marido era Larry Fortensky, un trabajador de la construcción, 40 años menor que ella, a quien había conocido en la rehabilitación. Se separaron amistosamente tres años después. Fue su octavo y último matrimonio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada