Ellen DeGeneres recurrió a la comedia para superar la muerte de una antigua novia

La humorista y presentadora Ellen DeGeneres (60) no ha dudado en echar la vista atrás para rememorar aquellos tiempos inmediatamente anteriores al inicio de su exitosa carrera como monologuista, una etapa marcada tanto por las penurias económicas que tuvo que atravesar con solo 20 años como por la trágica muerte de su entonces novia en un desafortunado accidente de tráfico que, en consecuencia, la llevó a replantearse su vida por completo.

"Mi entonces novia murió en un accidente de tráfico cuando yo tenía 20 años. En esa época no estaba haciendo comedia, creo que estaba trabajando de camarera en cualquier lugar. Vivíamos juntas cuando murió. Luego no pude pagar el alquiler del piso donde vivíamos y me mudé a un apartamento mucho más pequeño en el sótano. Dormía en un colchón lleno de pulgas en el suelo de la habitación", ha revelado al actor Dax Shepard en su podcast 'Armchair Expert'.

Fue precisamente esa dramática experiencia la que sirvió de detonante para que Ellen empezara a plasmar en el papel todos aquellos sentimientos y reflexiones que le invadían acerca de lo efímero de la existencia, una actividad en principio terapéutica que, finalmente, terminó desembocando en la creación de uno de sus monólogos más aclamados.

"Me gustaba mucho escribir, y lo hacía constantemente. Poesía, canciones y cosas así... Pero en ese momento pensé: '¿Por qué se ha tenido que ir esta chica hermosa de 21 años y estas pulgas siguen aquí?'. Y luego me di cuenta de lo maravilloso que sería poder descolgar el teléfono y llamar a Dios para que me diera respuestas a todas esas preguntas. Y a partir de ahí todo se desarrolló con naturalidad. Lo escribí todo y me dije: 'Dios mío, es muy divertido'", ha asegurado.

En el año 1986, Ellen DeGeneres -casada desde hace diez años con la actriz Portia de Rossi- recibió una invitación para interpretar su monólogo 'Llamada a Dios' en el longevo late night de la NBC 'The Tonight Show', en su momento presentado por el legendario Johnny Carson, convirtiéndose además en la primera humorista femenina en ser entrevistada tras su actuación en el programa: todo un logro que le abriría de par en par las puertas del mundo del espectáculo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes