Elsa Pataky: 'Los niños me han hecho más disciplinada'

La actriz madrileña Elsa Pataky vive sin lugar a dudas el período más feliz y reconfortante de su matrimonio con el también actor Chris Hemsworth, ya que además de disfrutar al máximo de las bondades de la maternidad, de su hija India (2) y de los mellizos Tristan y Sasha (3 meses), ahora puede presumir con orgullo de llevar una existencia mucho más "organizada" y satisfactoria que le permite dividir perfectamente su tiempo entre las muchas actividades que pueblan su día a día.

"Yo siempre he sido una persona muy disciplinada, pero la llegada de mis hijos me ha hecho más disciplinada todavía. Antes podía hacer deporte cuando quería, y ahora que tengo menos tiempo, lo que hago es ser todo lo organizada que puedo. Primero, llevo a India a clase, luego doy el pecho a los niños, y al final del día siempre me queda al menos media hora para irme a nadar a la piscina", reveló la intérprete a la revista Hoy Corazón.

Pese a las muchas responsabilidades que se desprenden de su faceta de esposa y madre, la guapa artista siempre ha contado con la inestimable colaboración de su marido para gestionar la vida familiar, una distribución equitativa de las tareas que no solo se debe a razones prácticas o éticas, sino también al amor incondicional que el apuesto australiano siente por su adorada familia.

"A Chris le encantan los niños. La familia es muy importante para él y lo ha demostrado claramente con India y los chicos. Sabe que es muy duro lidiar sola con tres niños y me ayuda muchísimo incluso cuando está preparando algún rodaje. Pasa mucho rato con la niña, la disfruta porque ya tiene dos años y puede hacer todo tipo de cosas con ella. El tiempo libre que tiene se lo dedica enteramente a la familia. Se lo agradezco un montón, pero lo hace porque le gusta", aclaró antes de confesar que, sin embargo, la maternidad ya casi no le deja tiempo para acudir al gimnasio junto al amor de su vida.

"Antes entrenábamos mucho juntos y, luego, nos íbamos a algún restaurante. Ahora nos turnamos, uno se queda con los niños y el otro se va al gimnasio. Es una pena, pero todavía nos queda tiempo para hacer cosas juntos, sobre todo, deporte. A los dos nos encanta surfear", apuntó.Aunque ahora puede presumir de haber forjado una envidiable vida en California, Elsa Pataky no olvida los "duros comienzos" que experimentó a su llegada a Estados Unidos hace ya más de 10 años, destacando de esos recuerdos la gran competencia que existe en la meca del cine y la "preparación" exhaustiva que acometió para no sucumbir ante la presión de sus retos profesionales."La verdad es que fue un cambio radical y, al principio, te sientes muy solo cuando estás ahí.

Le pasa a todo el mundo y los primeros días te entran ganas de volver al lugar donde te sientes más cómoda. Pero yo me negué, me animé a cambiar y a buscar lo que quería sin descanso, aunque abrirse hueco en Estados Unidos es muy difícil porque hay mucha competencia, como en España", afirmó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes