Emma Stone se ha vuelto "adicta" al ejercicio gracias a su última película

Además de la satisfacción de haber sido la elegida para encarnar a la icónica Billie Jean King en la nueva cinta 'Battle of the Sexes', que recrea el inolvidable partido que en 1973 disputaron la citada tenista y su compañero Bobby Riggs para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres en el seno del deporte, la oscarizada Emma Stone siente que, gracias a su participación en la cinta, ha podido descubrir el sinfín de beneficios que para su cuerpo y mente se desprenden de la actividad física continuada.

"Durante las primeras tres semanas de preparación, tengo que reconocer que acabé odiando mi vida, como toda la gente que detesta hacer ejercicio. Yo lo odiaba, esa es la verdad. Pero después de esas tres semanas, te das cuenta de lo mucho que estás mejorando y te dices: '¿Puedo levantar todo esto? ¿Puedo hacer esto otro?'. Y se acaba convirtiendo en una adicción. Me siento fenomenal, es increíble comprobar cómo vas ganando fuerza con el tiempo", explicó la intérprete a 'Entertainment Tonight'.

Por primera vez en su carrera, la estrella de Hollywood ha tenido que afrontar un rodaje especialmente exigente en el plano físico, y no solo con el objetivo de emular la corpulencia y la musculatura que presentaba la legendaria deportista estadounidense durante sus años en activo, sino también para poder dotar de la máxima credibilidad a las secuencias en las que Emma debía jugar al máximo nivel para vencer a su oponente.

"He tenido que hacer muchas pesas y tomar batidos de proteínas todo el día. Jamás había tenido que hacer algo así en mi vida y tengo que admitir que me ha encantado", aseguró en la misma conversación.Otro de los muchos reclamos que tiene el filme reside en la oportunidad de presenciar el esperado reencuentro cinematográfico entre Emma Stone y Steve Carell, quien da vida a Bobby Riggs en esta cinta, ya que han pasado seis años desde que la pareja de intérprete se presentara ante los espectadores como padre e hija en la recordada comedia 'Crazy Stupid Love'.

"En esa película Emma interpretaba a mi hija y ahora es mi adversaria en este partido. Creo que en la próxima película debería encarnar a mi madre. Podría hacerlo perfectamente porque es una gran actriz", bromeó el actor y cómico estadounidense en otra entrevista al citado medio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes