Empieza la cuenta atrás para la boda de Idris Elba

Aunque solo ha pasado un mes y medio desde que el actor Idris Elba hincara la rodilla y le pidiera a la guapa Sabrina Dhowre, con quien lleva dos años de envidiable relación, que se convirtiera en su esposa, la modelo de 29 años ha disfrutado ya de su imprescindible despedida de soltera con una breve escapada de fin de semana a un exclusivo complejo hotelero de Utah, en la que se ha visto acompañada por nueve de sus mejores amigas.

Como se desprende de las numerosas publicaciones que han venido compartiendo tanto la maniquí como su séquito en las redes sociales, la futura novia se pasó buena parte de la estancia el resort cuenta con un lujoso spa y otras muchas comodidades ataviada con un albornoz blanco mientras que sus amigas lucían la misma prenda pero de color rosa y con un bordado en la zona de la espalda en el que se puede leer: "Escuadrón de la novia". No cabe duda de que la celebración estaba íntimamente ligada a su futura boda con el intérprete.

"Estoy teniendo el fin de semana más maravilloso de mi vida con la gente más increíble del universo. Os quiero muchísimo a todas", escribía la joven en su cuenta de Instagram antes de seguir colgando, en esta ocasión en la sección Stories de la plataforma, imágenes y vídeos de las sorpresas que iba recibiendo.

Por el momento no ha trascendido oficialmente la fecha del enlace de Idris y Sabrina de hecho, ni siquiera se sabe si la pareja ha fijado ya un día para semejante evento, pero la prensa británica no ha dejado de especular con la posibilidad de que se celebre mucho antes de lo previsto teniendo en cuenta que la modelo ya ha despedido la soltería por todo lo alto.

En cualquier caso, y dada la discreción con la que el intérprete y DJ suele manejar estos asuntos de su vida personal, habrá que esperar a que él mismo se pronuncie para salir de dudas.

"Solo sé que va a ser un día muy especial y que cada uno quiere dejar su impronta en la fiesta. Yo quiero tener nada menos que 19 DJs pinchando música, ¡no podría ser de otra manera!", reconocía hace unas semanas el artista, padre de dos hijos -Isan (17) y Winston (4)- procedentes de anteriores relaciones, en conversación con el diario The Times. "La verdad es que tenemos una gran química. Me hace reír, me hace pensar, me hace celebrar mis éxitos y replantearme los objetivos, y compartimos la misma visión de la vida", añadía.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes