Enfermera declara entre lágrimas que Jackson pidió propofol

LOS ANGELES (AP). Una enfermera que atendió a Michael Jackson dijo entre lágrimas que sus esfuerzos para alejar al cantante del medicamento que lo mató fueron rechazados por el astro.

Cherilyn Lee, una practicante de enfermera que trató de ayudar a Jackson con terapias holísticas en los meses antes de su muerte, dijo que el cantante le indicó que el Dipravan, el nombre comercial del propofol, era la única cosa que podría darle el sueño que tanto necesitaba.

El cantante le dijo a Lee que había recibido el medicamento durante una cirugía.

A Lee le costó trabajo testificar, se sentó en el estrado, dijo que se sentía mareada y comenzó a llorar.

"Es algo muy doloroso para mí", dijo.

El juez de la Corte Superior Michael Pastor le indicó que fuera a otra sala para que descansara y Lee regresó 20 minutos después sintiéndose mejor. La enfermera volvió a llorar cuando testificó que le había advertido a Jackson que no usara la medicina.

En el día también dio su conmovedor testimonio el director de AEG, la enorme productora de conciertos que planeó la serie de presentaciones "This Is It" que el cantante nunca llegó a tener en Londres.

Randy Phillips, el presidente y director general de la empresa, quien propuso por primera vez los conciertos a Jackson, dijo que el cantante estaba emocionado y comprometido con retomar su carrera en Londres, donde podría establecerse con sus hijos para que no "estuvieran viviendo como vagabundos".

"Fue algo conmovedor", dijo Phillips. "Lloré".

"¿El lloró?", preguntó el abogado defensor Ed Chernoff.

"Sí", dijo con la voz baja Phillips.

Lee dijo que llegó a la vida de Jackson a comienzos de 2009 y que se alejó de él poco antes de que empezara a atenderlo el médico Conrad Murray, quien se ha declarado inocente de homicidio involuntario y está acusado de darle a Jackson la dosis fatal del medicamento la enfermera se negó a darle.

Lee recordó una junta con el astro en su mansión rentada dos meses antes de su muerte.

"Estaba sentado muy cerca de mí", dijo. "Me vio y dijo: 'Tengo muchas dificultades para dormir, he tratado muchas cosas y necesito algo que me haga dormir de inmediato. Necesito Dipravan".

Lee nunca había escuchado del medicamento pero investigó y le dijo a Jackson que era demasiado peligroso como para usarlo en casa.

En algún momento le preguntó a Jackson "¿Qué pasaría si no logra despertar?".

A Jackson no pareció asustarle la idea e insistía en que la medicina sería segura si tenía un médico que lo pudiera vigilar mientras dormía.

Los fiscales afirman que Murray dejó solo a Jackson después de que le dio la dosis fatal de propofol y que no tenía el equipo adecuado para monitorearlo ni para tratar de salvarle la vida.

Lee fue convocada por la defensa de Murray, pero el impacto de su testimonio fue mixto.

Aunque apoyó la teoría de la defensa de que Jackson estaba buscando a un médico dispuesto a darle propofol, un fiscal aprovechó para recalcar que ella le advirtió de los peligros al cantante para demostrar que Murray debió saber de ellos también y que debió negarse a los pedidos de Jackson.

Cuando el fiscal David Walgren la interrogó, Lee reconoció que tuvo una charla con Jackson en la que le dijo: "Ninguna persona que se preocupe por usted o que le desee lo mejor de corazón le daría eso".

Agregó que la última vez que se negó a darle la medicina fue el 19 de abril de 2009 y que nunca lo volvió a ver.

Tras Lee se presentó a declarar Phillips, quien dijo que Jackson accedió a presentarse en Londres con ciertas condiciones: Quería que su médico viajara con él y que le dieran una enorme casa en el campo para él y para sus hijos, con todo y caballos.

Pero Phillips dijo que unas semanas antes de que partieran para Londres el director de "This Is It" Kenny Ortega comenzó a preocuparse porque Jackson faltó para algunos ensayos y se realizó una junta con el cantante, Murray y los organizadores. Phillips agregó que Murray habló por Jackson en la junta y dijo que el cantante tenía buena salud y que estaría bien para la gira.

Phillips también dijo que Jackson se negó a dejar a su doctor a pesar del costo y que Phillips estuvo de acuerdo en contratar a Murray.

Pastor impidió que los abogados de Murray le hicieran preguntas a Phillips sobre el contrato de Jackson.

Los abogados querían presentar el contrato de Jackson para demostrar que habría quedado a deber 40 millones de dólares a su promotor si los conciertos se cancelaban. Los defensores de Murray dijeron que Jackson estaba desesperado porque los conciertos se realizaran y que necesitaba dormir durante sus ensayos.

Pastor dijo que no había evidencia de que Jackson estaba preocupado por el dinero y que el testimonio sobre el contrato podría confundir a los integrantes del jurado.

"Esta no es una disputa sobre contratos, es un caso por homicidio", dijo Pastor.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada