Enrique Iglesias no asistió a la boda de Ana Boyer por un motivo de fuerza mayor

Tras varias semanas en las que la expectación y los rumores no dejaron de ganar fuerza, el pasado jueves por fin tuvo lugar una de las bodas del año de la crónica social española: el enlace de Ana Boyer y Fernando Verdasco, que irónicamente, se celebró en la caribeña isla de Mustique.

Una de las grandes incógnitas es si un día tan especial conseguiría reunir a todos los hijos de Isabel Preysler, o lo que es lo mismo, si el cantante Enrique Iglesias -el más famoso sin duda de todos los hermanos- acudiría a la cita familiar.

Finalmente, la exclusiva que los novios han concedido a la revista ¡HOLA! ha desvelado el misterio al aclarar que la estrella la música no estuvo presente en la ceremonia. Sin embargo, la propia Ana ha aclarado que se trató de una decisión de última hora por parte de Enrique motivada por una razón de fuerza mayor.

"Claro que Enrique estaba invitado, fue una de las primeras personas en enterarse de que me casaba. Iba a venir, pero lo tuvo que cancelar por un motivo que yo he comprendido. Somos hermanos, nos queremos, nos llevamos fenomenal y seguirá siendo así", aseguraba la radiante novia a la publicación.

Consciente de que la ausencia del artista -y por extensión la de su pareja Anna Kournikova- podría ser interpretada como una nueva prueba de que con el paso de los años se ha distanciado tanto de su padre como del resto de sus familiares, Ana se apresuró a explicar que ambos habían podido pasar algo de tiempo juntos en Miami antes de su gran día, aunque en esa ocasión no quiso documentar su reunión en las redes sociales como sí hizo el año pasado cuando consiguió juntar "a los tres hombres de su vida" -Enrique, su ahora marido y su otro hermano Julio- frente a su cámara.

"Mi hermano Enrique no ha podido venir, pero estuvimos con él en Miami unos días antes de la boda. Por supuesto que le echamos mucho de menos, pero igualmente estábamos tan bien rodeados que no podíamos estar más felices", contaba en la entrevista que acompaña al extenso reportaje fotográfico que ha dado a la publicación de cabecera de su familia.

Por su parte, Enrique tampoco ha hecho ninguna mención a la boda de su hermana o a su reencuentro en Miami, seguramente para salvaguardar la privacidad del mismo y poder disfrutar de algo de tiempo juntos sin el acoso de los paparazzi.

Las últimas entradas de su perfil de Instagram están dedicadas a su perro Max, a su gira de conciertos y a su labor con la ONG Save the Children, por ese orden.La presencia del intérprete mientras Ana y Fernando se daban el 'sí quiero' habría supuesto el broche de oro al momento al ayudar a cerrar de alguna manera su historia de amor, ya que los recién casados se conocieron precisamente en uno de sus conciertos en 2012.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes