Enrique de Inglaterra disfruta de unos 'chupitos' entre amigos

El príncipe Enrique de Inglaterra aprovechó el comienzo del fin de semana para desconectar temporalmente de sus compromisos oficiales -antes estuvo en Francia para conmemorar el centenario de la batalla del Somme junto a su familia- y disfrutar de una suculenta cena en Casa Cruz, un popular restaurante ubicado en el exclusivo barrio de Notting Hill (Londres), junto a un grupo de amigos.

Según el periódico Daily Mail, el hijo de Diana de Gales aprovechó al máximo la velada para compartir anécdotas con sus acompañantes y acabó compartiendo mesa con la famosa editora de Vanity Fair, Jemima Khan, en el momento en que se disponía a abandonar el local, prolongando su estancia algunos minutos más para tomarse varios chupitos con ella.

Pese a ser considerado desde hace años el nieto díscolo de Isabel II, la cantante Joss Stone, quien mantiene una larga amistad con el príncipe, revelaba recientemente que en el fondo Enrique era una persona "muy tímida""Estaba dando un concierto benéfico en Lesoto y a él no se le ocurrió otra cosa que empezar una conga, es algo típico de Enrique. Es una persona muy graciosa, muy dulce y al mismo tiempo bastante tímida, la verdad", revelaba la artista al mismo medio.

Pero lo cierto es que el hermano menor del príncipe Guillermo siempre tiene motivos para organizar una buena celebración. Tanto es así, que Enrique no dudó en festejar con grandes dosis de cerveza el segundo puesto en el que quedó su equipo en una competición de vela que tuvo lugar en la isla de Wight este sábado pasado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes