Espigada estudiante de artes escénicas es nueva Miss Venezuela

CARACAS (AP) — Irene Esser, una espigada estudiante de artes escénicas de 19 años, fue coronada como Miss Venezuela en un una modesta ceremonia en la que, a diferencia de antaño, estuvieron ausentes el calor del público y las fastuosas producciones musicales que caracterizaron por décadas al concurso.

Esser, de 1,78 metros y que estudia artes escénicas en Shrewsbury College de Inglaterra, representó al estado oriental de Sucre. Se impuso sobre otras 23 aspirantes el sábado por la noche, cuando obtuvo el derecho de representar a Venezuela el próximo año en Miss Universo.

Como primera finalista quedó Gabriella Ferrari, una rubia de 20 años. Ferrari, estudiante de comunicación social, representará al país en Miss Mundo.

El concurso venezolano tuvo un momento inesperado cuando un problema de sonido y una serie de errores de dirección obligaron a la televisora a realizar un largo corte de la transmisión del certamen y de regreso decidieron repetir el desfile del segundo grupo de candidatas que se vieron afectadas por la falla.

Venezuela ha conquistado seis veces el concurso universal, incluidas dos coronas en años seguidos. En 2009 Stefanía Fernandez logró algo que parecía un sueño irrealizable: Obtuvo el cetro universal por segundo año consecutivo para Venezuela; Dayana Mendoza lo hizo en Vietnam un año antes.

Además de los seis títulos de Miss Universo, Venezuela también ha ganado Miss Mundo en cinco ocasiones, cuatro veces el cetro de Miss Internacional y otras 70 diademas. Con excepción de la Miss Mundo en 1955, Susana Duijm, el resto de las coronas fueron conquistadas a partir de 1979.

En dos oportunidades, 1996 y 1981, Venezuela obtuvo los cetros de Miss Universo y Miss Mundo el mismo año. Unicamente Australia, en 1972, y la India, en 1994, han logrado la doble hazaña, aunque sólo en una ocasión.

La ceremonia se realizó en uno de los estudios de la televisora privada Venevisión en Caracas. Por décadas los venezolanos se acostumbraron a ver escenificado el certamen en gigantescos centros de espectáculos con capacidad para miles de personas y con cientos de artistas en escena.

Reducciones drásticas del presupuesto obligaron a realizar el concurso en la sede del canal, informó el productor del programa, el cubano Joaquín Riviera. Apenas un puñado de personas estuvo presente en el Estudio 1 de Venevisión.

El boricua Luis Fonsi, quien se encuentra en el país en gira promocional, fue la figura internacional del concurso.

El certamen ha sido tradicionalmente el programa número uno de la televisión local cada año. Su difusión atrae a dos terceras partes de la teleaudiencia, asegura Venevisión, cadena que cada septiembre lo transmite enmarcado en un espectáculo musical. La ceremonia duró más de cuatro horas.

Los concursos de belleza son muy populares en esta nación sudamericana, donde la obsesión por la belleza forma parte de la vida diaria de muchos venezolanos y los concursos son vistos casi como un deporte nacional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada