Espigada odontóloga se corona Miss Venezuela

MARACAIBO, Venezuela (AP). Vanesa Goncalves, una espigada odontóloga de 24 años, fue elegida la noche del jueves Miss Venezuela en un vistoso espectáculo que reunió a decenas de artistas en el escenario.

La joven de 1,77 metros, representante del estado Miranda, se impuso sobre otras 23 aspirantes tarde en la noche del jueves, cuando obtuvo el derecho de representar a Venezuela el próximo año en el Miss Universo.

El país sudamericano ha conquistado seis veces el concurso universal, incluido el certamen del 2009, cuando Stefanía Fernández logró algo que parecía un sueño irrealizable: Llevarse el cetro por segundo año consecutivo para Venezuela. Recibió la corona de Dayana Mendoza, quien había salido victoriosa en Vietnam en el 2008.

Venezuela también ha ganado cinco Miss Mundo, cuatro veces el cetro de Miss Internacional y otras 70 diademas. Con excepción de la Miss Mundo en 1955, Susana Duijm, el resto de las coronas fueron conquistadas a partir de 1979.

En dos oportunidades, en 1996 y 1981, Venezuela obtuvo las coronas de Miss Universo y Miss Mundo el mismo año. Unicamente Australia, en 1972, y la India, en 1994, han logrado la doble hazaña, aunque sólo en una ocasión.

Como primera finalista quedó Ivian Sarcos, una estudiante de política exterior, de 21 años, que representará al país en el Miss Mundo 2011.

La ceremonia se realizó en el Palacio de Eventos de la ciudad occidental de Maracaibo, un centro de espectáculos con capacidad para 7,000 personas, donde predominaron los ritmos tradicionales del estado Zulia, con matices indígenas y africanos.

El vallenato colombiano también tuvo un lugar destacado en la voz de uno de sus más sobresalientes exponentes, Jorge Celedón, nacido en la guajira colombiana, fronteriza con Venezuela.

El certamen es el programa número uno de la televisión local cada año. Su difusión atrae a dos terceras partes de la teleaudiencia, asegura Venevisión, cadena que cada año lo transmite enmarcado en un espectáculo musical. La ceremonia duró más de cuatro horas.

Los concursos de belleza son muy populares en esta nación sudamericana, donde la obsesión por la apariencia forma parte de la vida diaria de muchos venezolanos y los certámenes son vistos casi como un deporte nacional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada