Espinillera de Lohan podrá detectar si bebió alcohol

NUEVA YORK ( AP). Si una nueva espinillera detectora de alcohol puede impedir que celebridades como Lindsay Lohan beban, algunos padres podrían preguntarse si pueden conseguir uno para sus hijos adolescentes.

La respuesta es no, al menos no por el momento.

Por ahora esos aros metálicos que se colocan en el tobillo sólo se venden a los tribunales, agentes de libertad condicional y otros que desean asegurarse de que los conductores ebrios o personas involucradas en delitos o trasgresiones vinculadas con el alcohol no vuelvan a tomar un trago.

" Ese podría ser un mercado en el futuro", opinó Kathleen Brown, una portavoz de Alcohol Monitoring Systems Inc., que produce la única espinillera detectora de alcohol. Mientras tanto, la empresa con sede en Denver se está concentrando en el mercado correccional, afirmó.

Uno de los artefactos le fue impuesto el lunes a Lohan por un juez disgustado porque la actriz no se presentó a una audiencia la semana pasada en Beverly Hills, California y asistió en cambio al Festival de Cannes en Francia. Es la segunda vez que debe usar la espinillera y no es la única celebridad que tiene que hacerlo.

Eve, actriz y cantante de rap, usó una y el ex astro del baloncesto Jayson Williams fue obligado a usar otra este año.

Las espinilleras son casi iguales a las que se han usado durante años para recluir en sus casas a los sospechosos o los sujetos a libertad condicional. Las espinilleras detectoras de alcohol pueden cumplir también esa función.

La espinillera usa la misma tecnología que el equipo Breathalyzer, pero en cambio de medir el alcohol en el aliento, lo hace mediante la transpiración en la piel. Después que se consume alcohol, entra en el flujo sanguíneo y una cantidad diminuta se expulsa por la piel.

La espinillera inspecciona la piel cada media hora. Si detecta alcohol, provoca una reacción química en su célula de combustible. Por lo general una vez por día envía información mediante líneas telefónicas a la policía, que a su vez alerta a los tribunales o el agente de libertad condicional si detecta niveles de alcohol en la sangre de 0,02 o más.

El aparato no detecta cantidades muy pequeñas y el alcohol tarda algún tiempo en llegar a la piel. Un hombre de 80 kilogramos (180 libras) registra 0,02 si ha tomado dos bebidas de 5 onzas en menos de una hora con el estómago vacío, dijo Brown.

Las espinilleras detectoras _llamadas SCRAM como siglas en inglés de Control Remoto Continuo y Confiable de Alcohol_ están disponibles desde 2003 y se usan en todos los estados excepto Hawai. Hasta ahora han sido usados por 136,000 personas durante un promedio de 90 días, dijo Brown. El aparato cuesta unos 1,500 dólares, agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada