Esposa de Sheen dice que solicitó orden judicial tras amenazas

LOS ANGELES ( AP). Brooke Mueller, la esposa de Charlie Sheen de la cual está separado, obtuvo una orden de restricción para mantener al actor alejado de ella y de sus hijos porque tuvo miedo de las amenazas que éste le hizo en días recientes, incluyendo clavarle un bolígrafo en el ojo.

La orden judicial llevó a la policía a retirar a los hijos gemelos de Sheen de su casa en Hollywood Hills el martes en la noche y colocarlos de nuevo bajo el cuidado de Mueller.

La madre de los pequeños de casi dos años señaló en documentos presentados en los tribunales que Sheen se había negado a devolverle a los niños. La orden, introducida el martes y obtenida por The Associated Press, obliga a Sheen a permanecer a unos 90 metros (100 yardas) de distancia de ella y sus hijos, Max y Bob.

En una declaración jurada presentada como parte del caso, Mueller señaló que Sheen le dijo en una llamada de teléfono el domingo en la noche: " ¡Te arrancaré la cabeza, la pondré en una caja y se la mandaré a tu mamá!".

También alegó que Sheen la amenazó con clavarle un bolígrafo en el ojo, y que escupió en sus pies y la golpeó en un brazo durante un viaje reciente a las Bahamas.

Los gemelos fueron retirados de la casa de Sheen el martes en la noche, luego que Mueller obtuvo una orden judicial. El actor casi no había visto a los gemelos en el último año, pero se los llevó el sábado en la noche y no los devolvió.

" Temo mucho que me encuentre y me ataque y temo mucho por la seguridad de los niños mientras están bajo su cuidado", escribió Mueller.

Los mensajes de texto de la AP enviados el miércoles en la mañana a Sheen, para que comentara sobre la situación, no fueron respondidos.

Más temprano, en un programa matutino de la cadena NBC Sheen dijo que estaba " muy calmado y centrado" luego que las autoridades se llevaran a sus hijos, pero advirtió que luchará por recuperarlos.

Momentos después de la entrevista, Sheen le dijo a reporteros a las afueras de su casa en Los Angeles que la medida legal lo tomó por sorpresa.

" Me dijeron que se iba a presentar una orden de restricción y pensé 'Ok, puedo lidiar con eso'. Y luego resultó ser algo mucho más grave", señaló.

Cuando se le preguntó por qué Mueller obtuvo la orden, Sheen respondió: " Es simplemente tonto. Creo que ella se ha dejado llevar por los reportes de prensa recientes".

" (Sheen) ha hecho varios comentarios extraños, perturbadores y violentos a la prensa en la última semana que me han provocado un gran temor respecto a la seguridad de nuestros hijos mientras permanecen bajo su cuidado, y no parece estar mentalmente estable", escribió Mueller.

Se refirió asimismo a un incidente ocurrido en el día de Navidad del 2009 en Aspen, Colorado, por el cual el actor se declaró culpable de agresión en tercer grado, un delito menor.

En los documentos presentados, Mueller sostiene que se sintió obligada a viajar a las Bahamas con Sheen y las dos mujeres que actualmente viven con él en su casa de Hollywood Hills. Indicó que Sheen empezó el viaje de buen humor pero tomó en el avión y se puso conflictivo el 23 de febrero.

Mueller alega que el actor le apuntó una linterna a la cara, tomó un bolígrafo y lo sostuvo cerca de su rostro y luego amenazó con apuñalarle el ojo con un cuchillo. Escribió que luego del incidente se fue de las Bahamas y regresó a Los Angeles.

Antes de la pelea, Mueller sostiene que Sheen le gritó: "¡Soy intocable! ¡Soy Charlie Sheen! ¡Soy más famoso que Obama!"

Mueller reconoce sus propios problemas de ebriedad en la declaración. Señala que está en un programa de rehabilitación, pero que puede cuidar de sus hijos por cuatro hora durante el día y la noche. Le dijo a la corte que vivirá con una persona sobria, y que su madre la ayudará a atender a los gemelos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada