Estreno teatral tiene a Luna nervioso y emocionado

ETIQUETAS

GUADALAJARA, México (AP). Ansioso, nervioso, preocupado, pero sobre todo emocionado se siente Diego Luna a 14 días del estreno de la obra "El buen canario", dirigida por el actor estadounidense John Malkovich.

"Sabemos de la expectativa que se ha creado, pero también estoy tranquilo porque sé que el teatro se hace en equipo y el equipo que está haciendo esta obra es impresionante. Estoy contento porque hemos hecho todo lo que se tiene que hacer, creo", declaró el actor a la AP mientras jugaba tres hoyos con la golfista Lorena Ochoa en el Torneo ProAm que se realiza en Guadalajara previo al Lorena Ochoa Invitational.

La puesta en escena llegará el 26 de noviembre al Teatro de los Insurgentes. La obra, escrita por Zach Helm, se estrenó en París en 2007 y ganó tres premios Moliere (a la mejor obra, mejor actor y mejor actriz).

El Distrito Federal es la segunda ciudad donde se presenta y "no hay presión por eso", dijo Luna. "La presión es la que se pone uno porque quieres que sea el mejor proyecto".

Aunque la obra será presentada en español, Malkovich dirigió el trabajo de los actores en inglés, lo que para Luna no representó ningún problema.

"El teatro hay mil maneras de hacerlo y ésta es una de ellas, y es muy nuevo para todos, entonces de alguna manera el nivel de atención de todos está mucho más alto. De hecho el director está poniendo una atención muy especial porque es como si estuviera escuchando música, de alguna manera está pendiente, está con el oído siempre alerta", comentó antes de salir corriendo a hacer su tiro.

Afirmó que lo que más le gusta de "El buen canario" es la temática que aborda. La obra trata sobre el amor desbocado, las adicciones y la imagen pública. El astro de filmes como "Y tu mamá también" compartirá las tablas con los actores Daniel Giménez Cacho e Irene Azuela.

El miércoles, cuando Luna comenzó a jugar con Ochoa, el público lo recibió con una fuerte ovación, restándole importancia a los tiros errados del actor.

"Yo tenía un secreto golfístico: ¡que soy malísimo!", bromeó. "Pero ya no es secreto porque todo mundo lo sabe".

Luna se mostró amable con los asistentes, y se tomó fotografías y le dio autógrafos a todo el que se lo pedía.

En el Torneo ProAm, Luna jugó 9 hoyos con la golfista Paula Creamer. Más tarde se conocería la posición en la que quedó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes