Estudios MGM reviven su pasado, de cara a nueva venta

LOS ANGELES ( AP). Metro-Goldwyn-Mayer está evocando su pasado, mientras la directiva de los famosos estudios cinematográficos se prepara para venderlos de nuevo y trata de enfatizar en el valor de su archivo fílmico como uno de los principales activos de la empresa.

Seis compañías presentaron en enero ofertas no vinculantes para adquirir MGM, que posee los derechos de 4,100 filmes y programas de televisión, y tiene una participación sobre las futuras películas de James Bond y " The Hobbit".

Este viernes, MGM recibirá ofertas vinculantes de compra.

Se desconoce cuántos postores siguen en la lucha, pero Time Warner Inc., Lions Gate Entertainment Corp. y Access Industries del multimillonario Len Blavatnik presentarían ofertas.

Ninguna de las ofertas superaría los 2,000 millones de dólares. Serían malas noticias para unos 140 prestamistas que financiaron la compra de MGM por 5,000 millones de dólares en el 2005 y que ahora controlan esencialmente la compañía.

Los poseedores de valores en MGM, como Sony Corp. y Comcast Corp. han asumido ya cargos por la pérdida de sus inversiones.

Si las ofertas resultan demasiado bajas, los prestamistas considerarían desierta la subasta y tratarían de obtener más dinero mediante el envío de MGM a un tribunal de bancarrota.

Voceros de Time Warner y Access Industries se negaron a emitir comentarios. Michael Burns, vicepresidente de la junta de Lions Gate's, dijo la semana pasada en una entrevista que su estudio cinematográfico estaba interesado en MGM, pero no a cualquier precio.

" No nos atrae mucho arriesgar lo que tenemos por cualquier cosa", dijo.

MGM, famosa por el león que aparecía rugiendo sobre su logotipo en pantalla al comienzo de sus películas, y por clásicos como " El Mago de Oz", ha sido vendida en varias ocasiones desde su fundación en 1924. La mayor venta se realizó durante una época de auge en Hollywood, cuando Sony, Comcast y varias firmas de valores asumieron 3.700 millones de dólares en deuda y una línea de crédito por 250 millones de dólares con JPMorgan Chase & Co. para hacerse de MGM, que era entonces propiedad de un grupo donde participaba el multimillonario Kirk Kerkorian.

Los compradores creían que el catálogo de películas y programas de televisión de MGM generaría efectivo suficiente para pagar sus deudas. Los proyectos futuros parecían promisorios, incluidos nuevos capítulos de las películas de James Bond y de la " Pantera rosa".

Pero con la declinación del mercado del DVD y la falta de éxitos constantes, el acervo de MGM vale mucho menos ahora, y el flujo de efectivo ha sido insuficiente para pagar las deudas. La producción prácticamente se frenó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada