Etheridge se estrena en Broadway con "American Idiot"

NUEVA YORK ( AP). Melissa Etheridge dice divertirse en grande dejando aflorar salir su lado punk.

La laureada cantautora encarnará al comerciante de drogas St. Jimmy en el exitoso musical de Broadway " American Idiot", basado en la ópera rock de Green Day.

" Ha sido una locura. Pero Dios mío, es tan divertido", exclamó la estrella de folk rock. " Me estoy divirtiendo en grande. Estoy tan fuera de mi elemento, como viviendo una fantasía de la secundaria".

Etheridge, de 49 años, asumirá el papel del cantante principal de Green Day Billie Joe Armstrong durante ocho funciones, de martes a domingo. Armstrong, compositor y coautor del musical, regresará a las tablas el 10 de febrero.

El enérgico espectáculo sigue a tres personajes de clase trabajadora que luchan por encontrarle significado a sus vidas. Uno se une al ejército y es desplegado al Medio Oriente, otro tiene un hijo y problemas en su vida doméstica, y el tercero cae en una vida llena de drogas en la ciudad gracias a St. Jimmy, una suerte de ángel oscuro y carismático originalmente escrito para un hombre.

Etheridge, mejor conocida por sus canciones "Come to My Window" y "I'm the Only One", vio por primera vez el musical en el Teatro St. James de la calle 44 el Día de Acción de Gracias y tuvo sus dudas cuando los productores le propusieron unirse al show.

" Cuando me llamaron, al principio dije, 'Ay, no. Realmente bonita (la oferta), pero no'", recordó. " Entonces lo pensé un par de días y recapacité, 'Esto podría ser súper chévere y súper divertido'".

Michael Mayer, director y coescritor de la obra, señaló que Etheridge ha creado su propia versión del personaje durante los ensayos. " Sacude lo que estamos acostumbrados a escuchar y es realmente una locura", expresó. " Su sonido es de maravilla, es evocador, y a nivel emocional le da algo muy distinto al papel".

Etheridge dice que interpretar las nuevas canciones, incluyendo "Know Your Enemy" y "Last Night on Earth", no ha sido un reto tan grande como el trabajo físico.

" Pararse ahí en el escenario sin una guitarra en frente fue la primera barrera de miedo que tuve que superar", admitió la ganadora de premios Grammy y Oscar.

Aprenderse la coreografía fue probablemente lo segundo más difícil: " Nunca había tenido que usar esa parte de mi cerebro; cantar y moverme al mismo tiempo con un montón de gente. Si meto la pata, alguien me puede pisar".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada