¿Qué ha sido de Eugenia Suárez, la ex argentina de Bisbal?

Tras concluir su mediático romance con David Bisbal allá por 2017, aparentemente de la manera más cordial posible en vista de las palabras tan amables que ambos se han dedicado mutuamente desde entonces, la argentina Eugenia Suárez rehizo su vida junto a su compañero de reparto en la película 'El hilo rojo', Benjamín Vicuña, en una historia de amor que no estuvo exenta de polémica debido a las distintas versiones que existen del inicio de su romance: él asegura que ya estaba separado de su mujer y madre de sus hijos, la modelo Carolina 'Pampita' Ardohain, cuando comenzó su relación con la guapa actriz, mientras que su ex insiste en que aún seguían tratando de salvar su matrimonio.

El interés mediático no hizo más que aumentar cuando esta aseguró haber sorprendido a Eugenia y Benjamín en actitud cariñosa en su camerino, aunque el tiempo pareció lograr lo imposible: que las aguas comenzaran a volver a la calma. En ese ambiente más tranquilo, este mismo verano la ex del cantante almeriense confirmó su embarazo del que será su segundo retoño -ya es madre de una niña llamada Rufina junto a Nicolás Cabré- y el primero junto a su actual pareja.

Salta a la vista que la vida de Eugenia, conocida también como la China Suárez por sus raíces japonesas, ha cambiado radicalmente desde aquella época en la que se hizo famosa en toda España y Latinoamérica tras conocer a Bisbal grabando el videoclip de su tema 'Hoy'. Ahora, a tres meses de repetir experiencia en la maternidad, la intérprete ya ha confirmado que está planeando su enlace con Benjamín de cara al próximo año, una boda que ha adelantado que se celebrará en Argentina, mientras sigue adelante con su última aventura empresarial: la línea de ropa China by Antolin.

Lo que no ha cambiado ni un ápice ha sido el carácter rebelde de la joven de 25 años, del que sigue haciendo gala en la esfera virtual. Sin ir más lejos, hace unos días compartió una fotografía de su ya abultada tripita que dio pie a que algunos malintencionados hicieran hincapié en las marcas que lucía en la piel; algo completamente normal, por otra parte, en la mayoría de las embarazadas. Ni corta ni perezosa, ella no dudó en responderles asegurando tajante: "Tengo estrías desde que tengo 15 años, pero no me molestan en lo más mínimo. No es por el embarazo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes