Eva Longoria cree que Hollywood debe "normalizar" la maternidad

Aunque ella misma admitió que, en las semanas previas a su flamante aparición en la alfombra roja del festival de Cannes, tuvo que intensificar sus sesiones de ejercicio físico y cuidar más que nunca su alimentación a fin de poder lucir una figura lo más esbelta posible en el certamen francés, lo cierto es que Eva Longoria, madre del pequeño Santiago (1), está convencida de que ya es hora de que la industria de Hollywood rebaje el nivel de exigencia a la hora de proyectar el atractivo femenino tanto en la pequeña como en la gran pantalla.

"Creo que Hollywood debe normalizar de una vez la maternidad para que se acepte en el sector de una forma más amplia y natural", ha afirmado la que fuera protagonista de la serie 'Mujeres Desesperadas' en conversación con la revista 'Parents', justo antes de lanzar un ataque frontal contra los inflexibles cánones de belleza que siguen imperando en el cine y la televisión.

"A día de hoy todavía sigue ocurriendo con demasiada frecuencia que una actriz no pueda conseguir un papel de mujer 'sexy' si ha sido madre, o si no ha sido capaz de recuperar exactamente la silueta que tenía antes del embarazo. Tienes que lucir de una manera muy determinada para hacerte con esos personajes", ha añadido.

Al margen del aspecto puramente estético que se deriva de su profesión, la también directora ha revelado que su regreso al trabajo se vio condicionado por un sinfín de dificultades ligadas a la necesidad de compaginar su vida laboral con el período de lactancia de Santiago, fruto de su matrimonio con el empresario José Bastón: afortunadamente para ella, su niño se encargó personalmente de facilitarle la tarea gracias a su carácter relajado y dulce.

"Volver al trabajo fue muy duro. Dar el pecho mientras estás trabajando no es precisamente fácil, ya que los horarios acaban chocando. Sacar la leche lleva su tiempo, alimentar al bebé depende de sus propios momentos y, por supuesto, casi todo acaba girando en torno a cuándo duerme y cuándo no. Pero el hecho de que Santi haya sido un bebé tan bueno sin duda ha ayudado. Es un niño muy sano, divertido, tranquilo y muy dulce", ha aseverado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes