Eva Longoria: "México es mi hogar"

ETIQUETAS

La actriz Eva Longoria siempre ha mantenido un fuerte vínculo con México que, además de explicarse con el hecho de que tiene sus orígenes allí, no ha dejado de intensificarse desde que se casara con José Bastón y fijara su residencia en la mansión que el empresario posee en la capital del país.

Tanto es así, que la intérprete reconoce ahora sin ambages que, a pesar de nacer y criarse en Texas, el Distrito Federal es ahora su "hogar" gracias a la facilidad con la que siempre se ha adaptado a nuevos entornos.

"Ahora vivo en Ciudad de México, por lo que puedo decir que ese es mi hogar. Pero la verdad es que podría vivir en cualquier otro lugar porque soy como una gitana. De hecho, me entristece pensar que todavía hay muchos sitios en el mundo que no conozco y que quizá nunca visite antes de morir", explica a la revista Us Weekly.

Aunque antes de mudarse al país de su actual marido Pepe Bastón ya demostró en infinidad de ocasiones su amor por la gastronomía mexicana, desde que vive allí la intérprete dedica mucho más tiempo a preparar sus platos preferidos, aunque a veces no le queda otra que salir del paso con creaciones sencillas y saludables que no perturben su apretada agenda.

"La comida mexicana es sin duda mi favorita, los tacos me encantan. Me gusta la comida sana y cuando no tengo demasiado tiempo, un poco de pollo a la plancha y verduras es más que suficiente", apunta en la misma conversación.Eso sí, la que fuera protagonista de 'Mujeres Desesperadas' no deja que pase una semana entera sin haber pisado el gimnasio, ya que la actividad física le ayuda a liberarse del estrés que le generan sus compromisos diarios y le aporta una dosis adicional de autoestima para sentirse plenamente satisfecha consigo misma.

"Todos los días salgo al menos a correr y me ejercito en profundidad unas tres veces por semana. Es justo después de haber hecho deporte cuando me siento más cómoda y a gusto con mi cuerpo", confiesa en la entrevista, justo antes de bromear con su condición de 'mito erótico' que le persigue desde aquellos tiempos en que interpretaba a la descarada Gabrielle Solís.

"Creo que la gente suele tener la idea preconcebida de que soy sexy todo el tiempo. Deberían preguntar a mi marido y mi familia cómo soy en realidad. Dicen de mí que soy un poco torpe", bromeó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes