Eva Longoria aclara las razones del cierre de su restaurante

Desde que se confirmara el cierre definitivo del restaurante SHe que la actriz Eva Longoria poseía en Las Vegas, mucho se ha especulado con la posibilidad de que el fracaso de su última aventura empresarial se debiera al incumplimiento de varias normas de seguridad alimentaria, una hipótesis que la propia intérprete ha rechazado a través de su cuenta de Twitter y, concretamente, con un comunicado en el que expone claramente su versión de lo acontecido y las verdaderas razones del cese del negocio.

"Solo quiero dejar claro que el cierre del restaurante en Las Vegas no está relacionado bajo ningún concepto con asuntos de higiene o salud pública. Antes de que decidiéramos poner fin a nuestras actividades, el restaurante contaba con la nota máxima en lo que respecta a la evaluación sanitaria, por lo que muchos de los rumores que han circulado al respecto son completamente falsos", aseguró la famosa intérprete en un escrito al que puede accederse desde su perfil en la red social.

"Hemos tenido algunos problemas para ofrecer a nuestros clientes el concepto de club nocturno que definía la identidad de SHe, y se deben principalmente a que el dueño del edificio no nos permitía alargar la hora de cierre hasta la madrugada. Eso ha afectado notablemente al tipo de experiencia que queríamos ofrecer a nuestros invitados y, a la larga, nos ha obligado a replantearnos la continuidad del negocio", añadió la polifacética intérprete.

Una vez solventados los problemas de comunicación que generó tan delicado asunto, la que fuera protagonista de 'Mujeres Desesperadas' ha retomado su incesante actividad social, de hecho, ahora mismo se encuentra en México disfrutando al máximo de la tierra de sus ancestros y aparcando la decepción que le ha provocado el cierre de su querido restaurante.

"¿Dónde creen que me encuentro ahora mismo? En efecto, estoy en México. ¡Viva México!", tuiteó la simpática intérprete para dejar constancia de que, tras recorrer Shanghái y Singapur, ahora le tocaba el turno a un país con el que, además de tener lazos familiares, también se encuentra muy vinculada por medio de su labor solidaria y filantrópica.

La popular artista ha demostrado en los últimos meses que -pese a sufrir algún que otro varapalo empresarial- jamás renunciará a un frenético ritmo de vida en el que se dan cita su papel de productora televisiva con la serie 'Criadas y malvadas', sus frecuentes galas benéficas para recaudar fondos en beneficio de múltiples causas y, sobre todo, el compromiso político que mantiene con la administración del presidente Barack Obama.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes