Eva Longoria no 'pierde el tiempo' en las redes sociales

La actriz Eva Longoria es conocida, entre otras muchas razones, por la forma tan eficiente que tiene de gestionar una agenda diaria en la que se entremezclan compromisos profesionales y proyectos solidarios, y aunque al final del día todavía tiene un rato libre para cultivar su presencia en las redes sociales, la estrella tiene muy claro que es precisamente la adicción que generan en algunas personas este tipo de plataformas lo que les impide sacar el máximo partido a su tiempo.

"La gente pierde el tiempo mucho más de lo que son conscientes. A algunos les preguntaría, ¿cuántas horas al día te pasas en Instagram? Yo no pierdo el tiempo y trato de aprovechar cada minuto que tengo para cumplir con mis objetivos. Es verdad que elaborar mi agenda diaria constituye todo un trabajo de ingeniería, pero para mí es imprescindible ser eficiente si quiero hacer todo lo que me propongo", confesó la intérprete a la cadena NBC.

Además de supervisar constantemente las iniciativas de promoción social que llevan a cabo sus dos fundaciones, The Eva Longoria Foundation -que invierte en la educación de mujeres latinas emprendedoras- y Eva's Heroes -centrada en dotar de herramientas a personas con necesidades especiales-, la popular artista aparecerá este año en varias producciones, como el largometraje 'Refugio' y la miniserie 'Decline and Fall'. Por eso, Eva no duda en atender el teléfono y leer los numerosos correos electrónicos que le llegan a todas horas mientras se desplaza de un lado al otro.

"Tengo que priorizar muy bien mis tareas si quiero hacerlo todo en un día. Hablo con mis socios mientras voy en coche, leo mis documentos cuando estoy en el avión y, en general, aprovecho cualquier circunstancia que me permita trabajar en mis proyectos", aseguró en la misma entrevista.

Su carácter inflexible y disciplinado no le ha impedido, sin embargo, mezclar trabajo y placer durante su reciente estancia en la ciudad de Marbella, ya que además de inaugurar la primera casa de acogida para personas sin recursos del movimiento solidario Global Gift -del que es madrina y que la lleva a organizar galas benéficas en ciudades de todo el mundo-, pudo disfrutar de las buenas temperaturas de la ciudad malagueña en compañía de su marido, el empresario Pepe Bastón, y de su buena amiga María Bravo, quien recientemente dejaba entrever que la texana podría comprarse una casa en la localidad.

"Marbella es un lugar muy lindo, un buen sitio para pasar una temporada, pero yo ahora vivo entre Los Ángeles, donde tengo la mayor parte de mis compromisos laborales, y Ciudad de México, donde paso la mayor parte del tiempo porque ahí reside mi marido", aseguró Eva en una entrevista al portal de noticias Vanitatis, descartando de momento una mudanza a España.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes