Eva Longoria teme las entrevistas

Han pasado exactamente dos años desde que Eva Longoria se despidiera para siempre de la serie televisiva que le lanzó al estrellato, 'Mujeres Desesperadas', pero eso no le ha llevado a perder un ápice de interés mediático gracias a sus proyectos solidarios, sus trabajos detrás de la cámara y un claro compromiso político del que no ha dudado en presumir en todo tipo de actos públicos.

Sin embargo, desde que iniciara su actual relación amorosa con el empresario mexicano José Bastón -solo unos meses después de poner fin a un breve romance con Ernesto Argüello-, la extrovertida artista ha reducido notablemente sus encuentros con la prensa para poder disfrutar de su vida sentimental con la mayor privacidad posible, evitando a los periodistas tanto como le sea posible por el "miedo" que siente a que crucen determinadas líneas infranqueables.

"Tengo miedo a hablar en entrevistas, así que no concedo muchas para que no se malinterprete lo que digo", se sinceró la estrella de Hollywood a la presentadora Adela Micha en su programa de Televisa.No obstante, a la simpática artista no le importa confesar abiertamente que nunca se ha sentido especialmente atractiva a pesar de haber sido descrita en más de una ocasión como "bomba sexual", un peculiar título que nunca se ha tomado demasiado en serio pero que, al mismo tiempo, le hace sentirse muy halagada.

"Cuando era pequeña, era algo así como la fea de la familia, ya que no tenía una brillante melena rubia como algunas de las mujeres de mi entorno y además era muy bajita. De hecho, ahora mismo tampoco me considero una mujer guapa, lo que ocurre es que tengo un equipo de maquilladores que hace magia. Cuando dicen que soy una bomba sexual no puedo evitar reírme un poco; no es algo que me moleste, todo lo contrario, me encanta", indicó en la misma conversación.

La polifacética Eva Longoria justifica estos días su falta de apariciones en pantalla -aunque en pocos meses verá la luz su nueva cinta 'Frontera'- con el hecho de que ser actriz jamás estuvo en sus planes de futuro durante sus años de estudiante. De hecho, no fue hasta el final de su etapa académica en la secundaria cuando la intérprete ganó una beca para viajar a Los Ángeles que, con el tiempo, le abriría las puertas del éxito.

"Yo solo quería ser la quinta alumna con las mejores notas porque eso me daría la ayuda económica necesaria para comprar libros, pero acabé ganando el viaje a Los Ángeles, que no realicé hasta acabar el año lectivo, y me presenté en esa competición que me cambió la vida", relató.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes