Eva Longoria nunca imaginó que volvería a casarse tras matrimonios fallidos

La actriz Eva Longoria no ha dudado en hacer una breve referencia a su turbulento pasado sentimental, y en especial a los dos matrimonios fallidos que compartió primero con el actor Taylor Christopher (2002-2004) y posteriormente con el jugador de baloncesto Tony Parker (2007-2011), para reflexionar sobre la relación ambivalente que solía mantener con esta institución hasta que conoció al que ahora es su tercer marido, el empresario José Bastón, quien parece estar ayudándole de alguna forma a cambiar su perspectiva sobre lo que implica la idea de pasar por el altar.

"La verdad es que el matrimonio como tal no es algo que me entusiasme, pero afortunadamente me encanta estar casada con él. Sinceramente, pensé que jamás me volvería a casar después de todo lo vivido. Así que puedo decir que es él, él es el que hace que todo esto merezca la pena", confesó la famosa intérprete a la revista People, antes de dejar entrever que el carácter a veces imprevisible del famoso empresario es uno de los rasgos que más le atraen de él.

"Mi marido está lleno de sorpresas. Podrías pensar que después de conocerle tantos años, sabría perfectamente lo que está tramando en todo momento, pero no, nunca puedes prever lo que está a punto de suceder", bromeó en la misma conversación.De hecho, la que fuera protagonista de la serie 'Mujeres Desesperadas' ha querido ofrecer un ejemplo muy ilustrativo de la capacidad que tiene el apuesto mexicano a la hora de dejarle gratamente sorprendida y, de paso, sacar a relucir su lado más romántico en cualquier tipo de situación.

"Por nuestro aniversario de boda, yo quería quedarme en casa jugando al backgammon porque le iba ganando. Y de repente me dice: 'No, vámonos a cenar por ahí'. Y de repente me doy cuenta de que lo tenía todo planeado. Me sorprendió durante la cena con un regalo precioso, y un cantante que estuvo cantando toda la noche para nosotros. Fue simplemente maravilloso", apuntó en la misma conversación.

Los dos enamorados no han dejado de viajar por todo el mundo desde que contrajeran matrimonio en mayo de 2016, una tendencia que podría explicarse con los numerosos actos promocionales en los que está inmersa Eva por su trabajo filantrópico y su condición de embajadora de L'Oréal, pero también con la intención de ambos de aprovechar cualquier hueco libre para seguir cultivando su eterna luna de miel.

"Vamos a intentar hacer de este viaje unas minivacaciones. Es que mi marido es lo mejor que tengo en esta vida, hay gente a la que le irrita profundamente vernos juntos porque parece que nos queremos demasiado", explicaba a la misma publicación la semana pasada, justo antes de poner rumbo al Festival de Cannes junto a su esposo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes