Eva Mendes no quiere hablar de Ryan Gosling

Eva Mendes y Ryan Gosling llevan varios meses generando todo tipo de especulaciones sobre el estado actual de su relación sentimental, ya que además de haber aparecido en todo tipo de actos públicos por separado, la actriz estadounidense no puede disimular su nerviosismo cuando los periodistas tratan de extraer cualquier tipo de detalle que arroje algo de luz a uno de los temas más comentados de la crónica social."Lo siento, pero has logrado que me cierre por completo", espetó la intérprete durante una entrevista al portal The Edit al ser preguntada por su cuestionado romance con el guapo canadiense. "Reconozco que soy un bicho raro que se queda sin palabras ante ciertas preguntas. No lo puedo evitar, pierdo la habilidad para mantener una conversación fluida", explicó.

Esta no es la primera vez que Eva Mendes logra sortear con maestría uno de los intentos de la prensa por conocer a fondo los secretos de su misterioso romance. De hecho, en una entrevista reciente con el portal de moda Violet Grey, la artista estadounidense solo pudo contestar con una sonora carcajada cuando la entrevistadora sugirió que el mejor sitio para morir sería "en los brazos de Ryan Gosling"."Voy a hacerte una pregunta importante, ¿dónde te gustaría morir?", le dirigió la periodista Cristina Han. "En un plato de pasta italiana o en Disneyland, ¿no dicen que ese es el lugar más feliz del planeta?", contestó la actriz.

"Pensaba que dirías algo así como que el lugar más feliz del planeta eran los brazos de Ryan Gosling", le devolvió la reportera para lograr una respuesta espontánea que, desafortunadamente, solo se tradujo en indescifrables risas.Centrada últimamente en su faceta de diseñadora y experta en moda, Eva Mendes prefiere hablar sobre la estrecha asociación entre el universo interpretativo y todos aquellos complementos estéticos que, en su opinión, ayudan a "construir un personaje", una reflexión con la que trata de explicar por qué ella misma eligió su vestuario en la película donde precisamente conoció y se enamoró de Ryan Gosling: 'Cruce de caminos'."En 'Cruce de caminos' mi personaje era emocionalmente vulnerable y estaba algo atormentado, así que decidí que la ropa que debía llevar tenía que reflejar claramente la pérdida de peso y el caos que reinaba en su vida. Créeme, no me sentía nada cómoda con esa ropa ni me sentía para nada atractiva", explicó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes