Evan Rachel Wood muestra las escalofriantes cicatrices de sus antiguas autolesiones

A lo largo de los últimos años la actriz Evan Rachel Wood ha venido utilizando su popularidad, cada vez mayor gracias al éxito de la serie "Westworld", para dar voz a las mujeres que han sido víctimas de abusos sexuales o de cualquier otro tipo y promover cambios en la legislación estadounidense que las proteja.

A principios del año pasado compareció incluso ante el Congreso de los Estados Unidos en el marco de una campaña que exigía la implementación de una Ley de Declaración de Derechos de Supervivientes de Agresiones Sexuales en todos los estados, para compartir un desgarrador testimonio sobre el maltrato físico y psicológico y las violaciones que había sufrido a manos de una expareja.

Durante su intervención explicó que había intentado quitarse la vida en dos ocasiones y que acabó autolesionándose antes de ingresar en un centro psiquiátrico donde finalmente le diagnosticaran un trastorno postraumático.

Ahora la intérprete ha recurrido a sus redes sociales para revelar que las secuelas que arrastra de ese traumático episodio de su vida no son solo emocionales: en una imagen publicada en su cuenta de Instagram, la estrella de Hollywood ha mostrado las cicatrices que cubren su muñeca como resultado de los cortes que se autoinfligió en aquella época.

"Tras dos años en una relación abusiva, recurrí a la autolesión. Cuando mi agresor me amenazaba o me atacaba, me cortaba la muñeca como recurso para desarmarle. Solo conseguía que la violencia se detuviera temporalmente. En aquel momento estaba desesperada por que parara ese abuso constante y estaba demasiado aterrada para huir", ha explicado.

Esa revelación se enmarca en la entrevista que acaba de conceder al podcast "Armchair Expert" de Dax Shepard para relatar una vez más su historia y recalcar lo complicado que resulta escapar de esas dinámicas: "Yo misma soy una superviviente, y no ha sido hasta hace relativamente poco que he podido identificar y asimilar lo que sucedió. Cuando ocurre, resulta complicado. Te engañas a ti misma, te mienten... estás siendo manipulada en una situación peligrosa. Pierdes tu identidad, toda perspectiva de la realidad, porque estás atrapada en una pesadilla", ha recalcado Eva, que ha comenzado a estudiar derecho en sus ratos libres para poder involucrarse a fondo en su trabajo en favor de las víctimas de violencia doméstica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes