Exmarido de Cheryl se sentía abrumado por la fama de su esposa

ETIQUETAS

Desde hace un año y medio, la cantante Cheryl Cole ha encontrado la estabilidad en el terreno sentimental junto a uno de los cinco miembros originales de One Direction, Liam Payne, junto a quien se estrenó en la maternidad el pasado mes de marzo con la llegada al mundo del pequeño Bear Grey. Una de las razones detrás del éxito de su feliz noviazgo sería que ambos afrontan con la mayor calma y normalidad posibles el interés mediático que genera cada pequeño aspecto de su vida doméstica, algo que no supo hacer el exmarido de Cheryl, Jean-Bernard Fernandez-Versini, durante los 18 meses que estuvieron casados.

El propio empresario ha dado a entender ahora que la fama de la británica y el escrutinio al que estaba sometido su espacio más íntimo habrían sido dos de los detonantes del final de su breve matrimonio.

"He perdido mucho. Mis padres ya no están con nosotros, no tengo novia. Estoy solo. Me casé con alguien famoso, se me sumergió de golpe en esa locura de mundo y no me gustó. Se decían muchas cosas horribles sobre mí, sobre mi familia, pero salí vivo de ello. Ahora estoy aquí, sobreviviendo, haciendo mi propia vida", aseguró al diario Daily Mirror.

Dos años después de su separación, el francés está centrado en recuperar la normalidad mientras vuelca toda su energía en el restaurante de lujo que posee en una de las áreas más exclusivas del oeste de Londres, un negocio que no le deja tiempo para volverse a enamorar o para pensar en el hecho de que su exmujer haya formado una familia con Liam.

"Si alguien con el que salí tiene ahora otra pareja o hijos, bien por ellos. Les deseo lo mejor, pero no voy a darle demasiadas vueltas al asunto. Si no estoy con alguien, no pienso en esa persona. Ahora mismo prefiero centrarme en mi trabajo", manifestó en la misma publicación.

Aunque el idilio de Liam Payne y Cheryl atraviesa a día de hoy una de sus mejores épocas, los inicios fueron ciertamente complicados, ya que a la artista de 33 años -que había sido juez en el programa 'The X Factor' cuando él concursó en el mismo junto a One Direction- le asaltaron serias dudas que le incluso la llevaron a plantearse abandonar la relación.

Finalmente Liam consiguió convencerla de que apostara por su amor durante una conversación telefónica que él ha plasmado en una de las canciones de su primer álbum como solista.

"Hay un tema que básicamente es una llamada de teléfono que mantuvimos cuando ella estaba a punto de acabar nuestra relación. Hace mucho ya de eso, pero entonces yo intentaba aferrarme a lo que fuera y no paraba de repetirle: 'No, no, no, al final todo va a salir bien. No te preocupes, danos tiempo'", confesaba hace unos días el intérprete de 'Stripped Down' a The Sun.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes