Experto: Médico fue una causa directa de la muerte de Jackson

LOS ANGELES (AP). Michael Jackson estaba tan dopado en las horas antes de su muerte que habría sido incapaz de administrarse la cantidad enorme de propofol que lo mató, dijo el jueves un experto en el anestésico durante el juicio contra el médico del cantante.

El médico Steven Shafer, quien planteó diversas posibilidades sobre la forma en la que ocurrió la sobredosis de Jackson, dijo que la teoría propuesta por la defensa de Conrad Murray, la cual plantea que el cantante se autoadministró el poderoso anestésico, es "completamente descabellada".

"No se pudo inyectar si estaba dormido", dijo Shafer a los integrantes del jurado.

Lo más probable es que Murray comenzó a proporcionarle a Jackson el propofol de forma intravenosa la mañana de su muerte y que salió de la habitación mientras el cantante estaba dormido, dijo Shafer.

Jackson posiblemente dejó de respirar antes de que Murray regresara con él y los pulmones del cantante se vaciaron mientras que el propofol siguió entrando en su cuerpo, incluso después de que murió, dijo el testigo.

"Esta es toda la información que tenemos en este caso y no sé de una sola parte de esa información que no coincida con esta explicación", dijo Shafer.

El médico sugirió que Murray le dio a Jackson el contenido completo de un frasco de 100 militros del medicamento con un flujo que era regulado sólo por la gravedad, porque el médico no tenía el equipo adecuado para regular la dosis. Murray, afirma que le dio a Jackson sólo 25 miligramos del medicamento en un periodo de tres a cinco minutos.

Shafer también le demostró a los integrantes del jurado como se administra el medicamento de forma intravenosa y cómo circulaba si la agitaba.

Antes le había dicho al jurado que el residuo de los medicamentos encontrados durante la autopsia a Jackson sugerían que Murray le dio a su paciente una dosis mucho mayor de sedantes que lo que le dijo a la policía.

También dijo que Jackson habría estado extremadamente dopado por las medicinas administradas de forma intravenosa durante la noche.

Murray le dijo a la policía que se separó de Jackson sólo dos minutos, un periodo en el que según la defensa el cantante pudo haber tomado una jeringa y administrarse una dosis extra de propofol.

"La gente no se despierta de la anestesia determinada a tomar una jeringa y a clavarla en la bolsa para soluciones intravenosas", dijo Shafer mientras que le recordó al jurado que el procedimiento es complicado. "Esta es una posiblidad completamente descabellada".

También dijo que era poco probable que Jackson se hubiera inyectado directamente porque las venas del cantante estaban demasiado deterioradas y el procedimiento habría sido demasiado doloroso.

Los testigos han dicho que Jackson sabía que el medicamento debía diluirse con lidocaína en una bolsa intravenosa para evitar que molestara al entrar por las venas.

Shafer, un experto en anestesióloga quien es profesor en la Universidad de Columbia también rechazó la afirmación de que Jackson podría haber ingerido ocho píldoras del sedante lorazepam, conocido como Ativan, provocando su muerte.

Shafer dijo que la cantidad de lorazepam que apareció en el estómago de Jackson era mínima y que no parecía haber sido ingerida. El medico dio a entender que Murray pudo darle mucho más lorazepam a Jackson por medio de una infusión intravenosa que los cuatro miligramos que afirma haberle dado.

El fiscal David Walgren concluyó con casi tres días de interrogatorio a Shafer, cuando el testigo dijo que Murray era "una causa directa de la muerte de Michael Jackson'" incluso si Jackson se administró la medicina.

"Es responsable de cada gota de propofol y cada gota de lorazepam en esa habitación", dijo Shafer.

El juicio entró en receso hasta el viernes por la tarde.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada