Exponen en Nueva York el Aston Martin de James Bond

Nueva York (EFE). El célebre Aston Martin que conducía un James Bond interpretado por el actor escocés Sean Connery en las películas "Goldfinger" (1964) y "Thunderball" (1965) quedó expuesto en la sede de Sotheby's en Nueva York, desde donde viajará próximamente a Londres para ser subastado en octubre.

Jerry Lee, actual propietario del automóvil, quiere venderlo y para ello ha recurrido a RM Auctions, que organizará la puja en colaboración con Sotheby's en Londres el próximo 27 de octubre, aunque antes los amantes neoyorquinos de James Bond disponen hasta el viernes para disfrutar de una auténtica joya para los cinéfilos y amantes del mundo del motor.

Los responsables de RM Auctions y Sotheby's, que se refieren al vehículo como "el automóvil más famoso del mundo", esperan que el coche se haga el próximo mes en Londres además con el título del "más caro de la historia del cine", ya que se prevé que se venda por más de cinco millones de dólares.

El dinero que se recaude finalmente irá a parar a manos de la Fundación Jerry Lee, explicó el propietario, un reconocido filántropo estadounidense cuyas acciones benéficas quieren reducir el índice de criminalidad que registran algunas ciudades en este país a través de medidas que luchan contra la pobreza.

Lee detalló que compró el vehículo directamente a los estudios que filmaron las películas, después de un cúmulo de casualidades que lo llevaron a adquirir finalmente el preciado recuerdo pese a que en un principio se le había ofrecido una copia publicitaria del mismo.

Tras ser expuesto en la sede neoyorquina de Sotheby's hasta el viernes, el vehículo será llevado a Londres, donde será el protagonista quizás más famoso de la subasta "Automóviles de Londres", que se celebrará en el centro de convenciones Battersea Evolution de la capital británica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada