Exreina de belleza y su pareja fueron sepultados en compañía de fanáticos

Entre familiares y amigos fueron sepultados este viernes los restos de la exreina de belleza venezolana Mónica Spear y su esposo Thomas Henry Berry, asesinados con saña, en un acto retrasado dos horas por la cantidad de fanáticos que se presentaron para despedirlos.

"Nos han destrozado el corazón", dijo este viernes a la prensa Rafael Spear, padre de la actriz de la cadena estadounidense Telemundo, al referirse a los delincuentes que mataron a la pareja la noche del lunes.

En relación con Maya, la hija de cinco años de Spear y Berry, aseguró que espera que "crezca conmigo, sus abuelos y los demás hermanos de Mónica".

La noche del lunes, la actriz de 29 años, y su pareja, Thomas Henry Berry, de 39, fueron acribillados a disparos dentro de su automóvil, mientras que la pequeña Maya resultó herida en su pierna derecha pero se encuentra en buen estado.

Los hechos ocurrieron cuando el vehículo resultó averiado tras golpear un objeto colocado en la autopista Puerto Cabello-Valencia que terminó siendo una emboscada con fines de robo.

Este viernes, la pareja fue despedida con cantos cristianos, los aplausos de cientos de personas y rosas blancas que fueron quedando en el camino de la sala velatoria hasta las tumbas, que todos recorrieron a pie.

La familia de Mónica se detuvo en el camino a escuchar el canto cristiano y su padre, rodeado por el llanto de los fanáticos, les dijo con entereza: "Muchas gracias".

El caso fue "resuelto" por la policía científica venezolana y siete personas fueron detenidas, entre ellas el autor material del brutal asesinato, un joven de 19 años de edad.

Las cifras de inseguridad en Venezuela se han multiplicado por cuatro en los últimos años, obligando a los venezolanos a atrincherarse en sus hogares al caer la noche y a elaborar estrategias para protegerse de la delincuencia, como colocar cámaras en viviendas y residencias, contratar servicios de seguridad privada e incluso comprar dos celulares de distinto valor, para entregar en más barato a los delincuentes en caso de robo.

Los asesinatos en Venezuela -según los mida el gobierno o las ONG- van de 39 a 79 al año por cada cien mil habitantes. Esta última cifra sería la segunda más alta del mundo. En números absolutos, la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia contabilizó en 2013 más de 24.000 muertes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes