Flynt no quiere que exploten su nombre en empresa porno

LOS ANGELES (AP). Cuando de vender pornografía se trata, Larry Flynt quiere que el público sepa que sus videos de personas teniendo relaciones sexuales son de una calidad superior.

Así que cuando un par de sobrinos que Flynt preparó personalmente para el negocio de la pornografía decidieron lanzar su propia compañía el año pasado y usar el apellido de la familia, el creador de "Barely Legal", "Busty Beauties" y "Daddy Gets Lucky" no perdió tiempo en demandarlos por el uso de la marca.

Flynt acusó a los hijos de su hermano Jimmy Flynt en un tribunal federal de empañar su imagen lanzando Flynt Media Corp. y produciendo una serie de videos que según él no son más que imitaciones baratas.

"La basura que publican daña mi reputación, lo que a su vez perjudica mis ingresos", declaró el rey de la industria porno con su voz áspera y grave ante el Tribunal Federal de Distrito esta semana, donde la disputa de la familia Flynt se está agotando ante un jurado inexpresivo y un juez sensato.

Las cuatro mujeres y los cuatro hombres del jurado, en su mayoría de edad mediana, vieron estoicamente fotos de algunas de las cajas de los DVDs de los sobrinos. Imágenes de mujeres desnudas bien dotadas en el frente y personas haciendo toda clase de contorsiones por detrás se exhibieron en una gigante pantalla de TV junto a ellos.

Unos pocos jurados tomaron apuntes. Algunos estudiaron las imágenes cuidadosamente. Pero no hubo risitas ni rubores.

Mientras el juez A. Howard Matz empuja a los abogados a acelerar las cosas, el jurado esperaba recibir el caso la tarde del viernes. Flynt busca una compensación por daños no especificada.

El magnate porno, quien quedó paralítico cuando un supremacista blanco le disparó en 1978, se presentó a la corte el martes y el miércoles en su silla de ruedas dorada forrada en terciopelo.

Declaró que sus sobrinos, Jimmy Flynt Jr. y Dustin Flynt, eran un par de empleados torpes e incompetentes que mantuvo por años en la nómina sólo por un sentido de obligación familiar.

Jimmy Jr. trabajó con él 17 años y Dustin Flynt 10. Ambos ascendieron a cargos de gerencia en Larry Flynt Publications antes que los despidieran en noviembre del 2007.

"Sentí que estaban haciendo un terrible trabajo", dijo el dueño de la revista Hustler y otras publicaciones, quien además opera sitios web, tiene tiendas, produce películas, posee costosas bienes raíces e incluso gerencia una línea de ropa.

Su padre, quien no es nombrado en la demanda, enfrenta su propia batalla con Flynt en Ohio, donde demandó a su hermano por intentar desalojarlo de un edificio en Cincinnati donde opera una tienda de Hustler.

Larry Flynt, cuya compañía privada se dice vale decenas de millones de dólares, declaró el miércoles que despidió a su hermano el año pasado para ahorrar dinero para la batalla legal contra sus sobrinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada