Francis Bacon regresa a Madrid

MADRID (AP). El Museo del Prado presentó hoy viernes la exposición retrospectiva sobre Francis Bacon, con la que rinde homenaje a uno de los mayores admiradores de la pinacoteca española y amante de la técnica de maestros como Goya, Velázquez o Picasso.

Británico, aunque nacido en Irlanda, Bacon estudió y visitó el Prado con asiduidad, sobre todo en los últimos años de su vida. En 1992, en uno de sus viajes, la muerte le sorprendió en Madrid a los 82 años.

"Es un emocionado reencuentro", declaró durante su intervención el director del museo, Miguel Zugaza. "Hay una gran carga emotiva en la intensa relación entre el pintor y nuestro país".

La muestra, que podrá visitarse del 3 de febrero al 19 de abril, ofrece una selección de 78 obras. Entre ellas, figuran composiciones singulares y abundante material documental procedente de su taller que descubre alguna de sus ideas más decisivas sobre la muerte, la violencia, el sexo o la naturaleza.

Considerado como uno de los artistas contemporáneos más poderosos del siglo XX, la exposición abarca todas las etapas de la creación artística de Bacon, estructuradas en capítulos que pretenden ordenar sus obsesiones.

Según los expertos, ningún artista supo capturar el horror del siglo XX como lo hizo Bacon.

Como ejemplo, se incluyen cuadros tan destacados como sus revisiones sobre el "Retrato de Inocencio X", de Velázquez, además de los trípticos en homenaje a George Dyer y sobre la Crucifixión.

"Su trabajo es grandioso, magnífico y único", afirmó Manuela Mena, jefa de Conservación del Prado. "Bacon fue el pintor del horror, la violencia y la guerra, pero también el de la fragilidad, la poesía y el paso del tiempo".

La vinculación de Bacon con el Prado fue resumida casi entre lágrimas por Mena, quien hace años tuvo la oportunidad de guiar personalmente al pintor británico por el museo madrileño para explicarle los secretos de la pintura española.

"A él (Bacon) le hubiera gustado ver sus obras en el Prado y estaría abrumado por el honor", dijo.

La retrospectiva conmemora el centenario del nacimiento del artista en 1909 y fue organizada por la galería Tate de Londres, el Metropolitan Museum de Nueva York y el Prado. Después de inaugurarse en Londres donde estuvo del 11 septiembre de 2008 hasta el 4 de enero de 2009, Madrid recoge ahora un testigo que cederá finalmente a Nueva York del 18 de mayo al 16 agosto.

"La posibilidad de ver a Bacon en el museo que tanto amaba, junto a Goya y Velázquez es muy emocionante", aseguró Chris Stephens, responsable de Conservación de la Tate.

Se trata de una rara oportunidad, ya que la mayor parte del legado artístico de Bacon está en colecciones privadas, especificaron los organizadores.

España no acogía una gran exposición sobre el pintor británico desde 1978.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada