Garbiñe Muguruza sueña con formar una familia

Desde que saltara al circuito profesional y empezara a acumular títulos, la tenista Garbiñe Muguruza casi no ha tenido tiempo libre para relajarse y disfrutar de la compañía de sus seres queridos, aunque eso tampoco le ha impedido aprovechar los escasos huecos libres de su calendario de torneos para reflexionar sobre otros retos que se marca en su vida personal de cara al largo plazo, que no son otros que los de encontrar pareja y estrenarse como madre algún día.

"De momento [mi prioridad] es el tenis, y en el futuro formar una familia, tener una casa y poder pasar en un sitio más de tres semanas seguidas. Ahora mismo vivo en un hotel, en un avión y viajo con tres maletas, que es donde llevo toda mi vida", afirma la deportista de 23 años a la revista ¡Hola! sobre los objetivos que se marcará cuando tenga que bajar su ritmo de competición, antes de revelar que actualmente se encuentra soltera: "Pretendientes sí que tengo, pero de novio ¡nada! ¡Chicos, despertad!", bromea.

Además de haberse convertido a base de tesón y esfuerzo en una de las grandes estrellas emergentes del tenis mundial, la joven nacida en Caracas (Venezuela) también se ha destacado en los últimos años por la elegancia y la clase que destila en aquellos actos más formales que lleva aparejada su carrera profesional, de lo que se desprende una pasión por la moda que, como ella misma asegura, le "viene de familia".

"Cuando me quito el chándal me pongo casi de Óscar, no tengo término medio. Me viene de familia, el sueño de mi madre era ser diseñadora", apunta en la misma conversación.

Su desafío más inmediato a día de hoy es el de revalidar su corona en el torneo sobre tierra batida más importante del mundo, Roland Garros, que dará comienzo a finales de este mes en París y que -sobre todo este año- la tiene sometida a una presión mayor de lo habitual por su condición de favorita y de vigente campeona.

"Fue increíble [ganar el Abierto de Francia], pero también lo pasé mal a partir de ahí. Tenía la responsabilidad de demostrar que era la mejor y me produjo el efecto contrario: jugar y no sentirme bien, perder partidos. Soy muy competitiva y quiero ganar, grand slams, torneos, todo", confiesa la tenista hispano venezolana.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes