Gary Barlow recurre a la crioterapia para ponerse en forma

El último famoso en recurrir a la magia de la crioterapia -que consiste en el uso del frío con fines terapéuticos- ha sido el cantante Gary Barlow. De cara a su nueva gira de conciertos, que arrancó este mismo lunes en Edimburgo, el antiguo líder de Take That quiere asegurarse de ofrecer lo mejor de sí mismo sobre el escenario y para ello no ha dudado en probar este método inspirado por el futbolista Cristiano Ronaldo.

"Alguien me dijo -creo que mi hijo- que Ronaldo nunca saltaba al campo sin antes someterse a una sesión de crioterapia. El problema es que yo soy muy influenciable, y me lo creo todo. Así que menos de un minuto después ya estaba pensando que yo también debería probarlo. Y fue horrible", reconoce en una entrevista al Daily Mirror.

"Estoy acostumbrado a los baños de hielo, me doy uno al menos una vez a la semana. Eso sí que consigue hacerme sentir mejor porque favorece la circulación de la sangre, pero la cabina de crioterapia es terrible".De momento, y en vista de lo desagradable que le ha resultado esta primera experiencia, el músico ni se plantea invertir en su propia cámara, como sí ha hecho el famoso futbolista, que dispone de una piscina valorada en más 30.000 euros que le permite someterse a este procedimiento en la comodidad de su hogar.

"Desde luego, consigue que te despiertes", admite al menos el artista, que aun así sigue prefiriendo métodos más tradicionales a lo que se mantiene fiel desde su etapa como miembro de una boy-band. "Cuando estábamos de gira, solíamos darnos baños de hielo, y la verdad es que cuando lo hacíamos era muy raro que alguno acabara lesionándose, así que probablemente el frío tenga algo que ver, pero en el caso de la crioterapia, los tres minutos que dura no resultan nada agradables".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes