Gavin Rossdale no quiere que sus hijos se dediquen a la música

Pese a haberse dedicado toda la vida a la música como líder de la banda británica Bush, Gavin Rossdale también es padre y -siendo consciente de que que ser estrella del rock no resulta nada fácil- espera que sus hijos se mantengan completamente al margen de la industria discográfica, algo que no está ni mucho menos garantizado teniendo en cuenta que la madre de sus tres hijos pequeños -Kingston, Zuma y Apollo- es nada menos que la famosa cantante Gwen Stefani.

"Tienes que estar loco para querer tener una carrera musical. Yo diría, métete en algo tecnológico, haz algo así. Tengo tantos hijos, que es mi responsabilidad persuadirles para que se decidan a contribuir a la sociedad en lugar de evadirse de ella. Hagan lo que hagan me parecerá bien, solo tienen que ser personas positivas, buenas, eso es todo lo que me importa", ha confesado en el programa de la televisión inglesa 'This Morning'.

El exmarido de la vocalista de No Doubt -de la que se divorció finalmente en 2016 después de catorce años de matrimonio- participa regularmente como asesor en la edición británica de 'La Voz', además de encontrarse promocionando con Bush su nuevo álbum 'Black and White Rainbows'. Y la hora de componer, Gavin admite que no puede evitar verse inspirado por Gwen y por las muchas experiencias que compartieron a lo largo de esos años.

"Claro que sí [me inspira]. Estuve con ella durante veinte años, así que igual que yo puedo servirle de inspiración para su trabajo, ella me inspira a mí. Es imposible separarlo", ha afirmado en la misma entrevista.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes