George Clooney está deseando conocer al pequeño Archie en su visita a Londres

Al igual que ocurre en todas sus visitas a Londres, sean de la naturaleza que sean, el actor George Clooney se dio ayer miércoles todo un baño de masas durante la presentación de su esperada miniserie "Catch-22", la cual ha dirigido, producido y en la que, por supuesto, da vida al personaje protagonista.

Sin embargo, parte de la expectación que generó la llegada del astro de Hollywood a la ciudad también residía en la posibilidad de que, junto a su esposa Amal, tuviera la oportunidad de conocer finalmente al recién nacido Archie Harrison Mountbatten-Windsor, es decir, al primogénito de los duques de Sussex, con quienes el matrimonio Clooney mantienen una estrecha amistad.

Preguntado al respecto por la agencia de noticias Bang Showbiz a su paso por la alfombra roja del evento, el cual tuvo lugar en los cines Vue de Westfield en el barrio de Shepherd's Bush, oeste de Londres, el intérprete confesó que semejante encuentro no formaba parte de su agenda del día, pero tampoco descartó de plano que no fuera a conocer al adorable Archie antes de regresar a Estados Unidos.

"Eso espero, la verdad es que sería genial", declaró el artista con cierta ambigüedad y sin dar detalles sobre el tiempo que permanecerá en suelo británico.

Mucho más explícito fue George Clooney la semana pasada al zanjar definitivamente los rumores que habían venido circulando sobre su hipotética elección como padrino del bebé real: una responsabilidad que nadie le había ofrecido y que él habría declinado gustoso dadas las escasas habilidades con las que cuenta en su papel de padre de los mellizos Ella y Alexander.

"Sería muy mala idea porque no se me daría nada bien. Tengo gemelos y apenas puedo con ellos. No voy a ser el padrino. Te lo prometo, estoy muy seguro de ello", aseguraba el artista, cuyo cumpleaños coincide curiosamente con el de Archie, durante una entrevista en el programa nocturno de Jimmy Kimmel.

"A todo el mundo le encantan los rumores, pero no es cierto. De verdad, no querríais verme como padrino de nadie. A estas alturas apenas se me puede considerar padre, resulta alarmante", reconocía poco antes al portal "Extra".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes