Gibson pone fin a disputa por agresión a ex novia

LOS ANGELES (AP). El actor Mel Gibson efectuó algunos movimientos legales vertiginosos el viernes para ponerle fin a un caso por violencia doméstica que tuvo el año pasado con su entonces novia.

En sólo unas horas, los fiscales acusaron a Gibson de un delito menor de agresión, resultado de una pelea que sostuvo en el 2010 con su entonces novia.

El cargo se presentó luego que los detectives investigaran por meses la disputa entre el actor de 55 años y la música rusa Oksana Grigorieva, de 41 años, ocurrida en enero del año pasado en la residencia de Gibson en Malibú.

La querella contra Gibson lo acusa de usar fuerza y violencia contra Grigorieva de forma "intencional e ilegal".

Poco después, en otra decisión, se conoció que los fiscales no encontraron suficientes pruebas en las acusaciones de extorsión que presentó Gibson contra Grigorieva, la víctima en el caso de la agresión y madre de la hija menor de Gibson.

Gibson hizo las acusaciones durante las negociaciones en torno a una disputa por la custodia de la hija del actor con Grigorieva, una vez terminado su noviazgo.

Como parte de su acuerdo con la fiscalía, Gibson pasará tres años en libertad condicional, se someterá a un año de asesoría para evitar la violencia doméstica y cumplirá 16 horas de servicio comunitario.

Si logra cumplir con lo pactado y no vuelve a tener algún problema legal, Gibson no tendrá que regresar a otra audiencia en torno al caso.

El ganador del Oscar, ataviado con un traje azul y una camisa azul a rayas, casi no dijo nada durante su breve audiencia, en la que reconoció sus derechos y los términos de su acuerdo con la fiscalía.

Grigorieva no se presentó a la audiencia.

Los acontecimientos señalaron un rápido fin para una trama legal que comenzó a mediados del año pasado cuando Grigorieva denunció a Gibson por haberla golpeado en su casa en Malibú en enero del 2010.

Para cuando Grigorieva lo denunció, la pareja estaba enfrascada en una amarga batalla por la custodia de su hija en común y el actor poco después la acusó de intentar extorsionarlo durante las negociaciones sobre los convenios de custodia de su hija.

La batalla legal por la custodia de la hija continúa en los tribunales de Los Angeles, pero las audiencias están cerradas al público y los registros son privados.

En el caso de la agresión, Gibson presentó una declaración en la que no reconoce la culpa y esta declaración no puede ser usada en su contra si Grigorieva lo demanda.

En un comunicado presentado esta semana, su abogado Blair Berk dijo que Gibson optó por resolver el caso sin disputarlo debido al posible impacto que tendría sobre sus hijos, incluyendo la hija que tuvo junto a Grigorieva.

"La prioridad de Mel en todo esto ha sido proteger el bienestar de su pequeña hija Lucía y el que el resto de sus hijos sean prioridad en sus decisiones", señaló el comunicado de Berk. "Es tan sólo con eso en mente que me ha pedido que me comunique con el fiscal de distrito con una propuesta que acabe con esto de inmediato".

El cargo de agresión es una mancha más en la reputación de Gibson, la cual recibió un gran golpe luego de su arresto en el 2006 por manejar ebrio. Un reporte de la policía que se filtró en la página de celebridades TMZ reveló que el actor había hecho comentarios antisemitas y discriminatorios.

Su condena fue luego eliminada.

El año pasado, durante la pelea entre el actor y su ex novia por la custodia de Lucía, también se filtraron grabaciones en las que insultaba y hacía comentarios denigrantes.

Gibson nunca se ha referido a las grabaciones, que fueron entregadas a los investigadores y circularon en la página electrónica RadarOnline.

Los fiscales dijeron que habían llegado a un acuerdo con el actor porque éste ofrece una protección adecuada para Grigorieva y la hija que tiene con Gibson.

Una orden de restricción emitida por la juez de la Corte Superior Stephanie Sautner le prohibe a Gibson amenazar o ser violento con Grigorieva o sus hijos.

Grigorieva también tiene un hijo adolescente del actor Timothy Dalton.

Esa orden de protección, sin embargo, no le prohibe a Gibson ver a su hija.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada