Globos de Oro prometen glamour y ostentación

NUEVA YORK (AP). La 66a entrega anual de los Globos de Oro por seguro superará su índice de audiencia del año pasado, aun sin intentarlo. Y tras la cancelación de la ceremonia del 2008 por una huelga de guionistas, el productor ejecutivo Barry Adelman está tratando.

"El año pasado no fueron tiempos felices", dijo Adelman a principios de esta semana. "Pero estamos dejando eso atrás".

Claro, hace un año la ceremonia conocida por su tono juguetón se vio atrapada en la huelga de guionistas, que prometieron formar piquetes si llegaba a transmitirse.

La extravagancia de Adelman se canceló apenas unos días antes de la gran noche y en su lugar NBC transmitió un programa de una hora en el que los presentadores de "Access Hollywood" leyeron la lista de ganadores.

¡Ni una estrella! ¡Cero ostentación! Nada para los asiduos seguidores de la gala de los Globos. Y sólo 5,8 millones vieron el simple sustituto, menos de un tercio que en el 2007.

Pero este domingo los Globos revivirán a las 8 p.m. (hora del este), cuando NBC transmita las festividades en vivo desde un salón abarrotado de celebridades en el hotel Beverly Hilton.

"Este año lo hacemos más grande y mejor que nunca", aseguró Adelman, prometiendo una gran dosis de glamour "que le recordará a todos en la sala por qué se metieron en este negocio en primer lugar".

Apuntó que Meryl Streep contribuirá con el suspenso de la noche. La actriz compite en dos categorías: actriz de musical o comedia por "Mamma Mia!" y actriz dramática por "Proof".

Entre las rivales de Streep en el segundo rubro está Kate Winslet ("Revolutionary Road"), también postulada a mejor actriz de reparto por "The Reader".

El dúo de astros españoles Penélope Cruz y Javier Bardem, ambos nominados por sus papeles de reparto en la comedia romántica de Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona", añadirían sabor.

Del mundo de la televisión Tina Fey debe destacar. Varios meses después de ganar dos premios Emmy a la mejor serie y mejor actriz de comedia por "30 Rock", que ella creó, Fey y programa podrían bien llevarse los Globos de Oro en las mismas categorías.

Compite con Fey la estrella de origen hondureño América Ferrera, postulada por tercera ocasión por su trabajo en la versión anglo de "Betty la fea", "Ugly Betty", y ganadora del premio en el 2007.

Steven Spielberg recibirá el premio Cecil B. DeMille por su extraordinaria contribución al campo del entretenimiento, "y tendremos a mucha gente en la sala que ha trabajado con él, lo que hará la noche muy especial", dijo Adelman.

"Brad Pitt y Angelina Jolie estarán allí. Tom Cruise estará allí. ¡Es realmente una sobreabundancia de riqueza!"

La lista de presentadores incluye a Jennifer López, Salma Hayek, los Jonas Brothers, Hayden Panettiere, Martin Scorsese, Simon Baker, Drew Barrymore, Sacha Baron Cohen, Jessica Lange, Amy Poehler, Seth Rogen y Ricky Gervais.

Y para garantizar que este año la ceremonia no sea aburrida ni seca, habrá un bar abierto para los invitados como parte de la fórmula.

Entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, los Globos de Oro son raros por premiar los logros tanto en el cine como en la televisión. También difieren de las ceremonias de los premios Oscar y Emmy, que son más formales. En lugar de realizarse en un auditorio, la velada transcurre en una cena-fiesta donde los invitados pueden relajarse.

Los momentos inolvidables de los Globos incluyen cuando Jack Nicholson agitó su trasero hacia el público tras ganar por "As Good as It Gets" y cuando Alec Baldwin ("30 Rock") se profesó agradecido de que el trofeo "no es tan pesado porque acaban de operarme de una hernia".

La ceremonia de los Globos de Oro no es tanto un espectáculo de premiación para los televidentes como una lujosa fiesta de Hollywood que los espectadores pueden atestiguar.

"Una de mis reglas ha sido dejar que se dé la fiesta", dijo Adelman. "No imponemos muchos elementos que interfieran con lo que los televidentes quieren ver": las estrellas, quién gana, escuchar qué tienen que decir los ganadores. Y quizás hasta tomarse una copa con ellos desde casa.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada