Guardaespaldas: Murray retiró frascos en habitación de Jackson

LOS ANGELES ( AP). Uno de los guadaespaldas de Michael Jakcson acababa de entrar en la habitación del cantante cuando escuchó un grito.

"¡Papi!", exclamó Paris, la hija del cantante.

A pocos metros de distancia el cantante estaba inmóvil en su cama con los ojos ligeramente abiertos. Su médico personal, Conrad Murray, trataba de revivirlo cuando se dio cuenta que los hijos mayores del cantante estaban presenciando lo que ocurría.

" No deje que vean a su papá así", le dijo Murray al guardaespaldas Alberto Alvarez quien testificó el jueves lo que vivió momentos antes de que los paramédicos llegaran a la casa de Jackson en junio de 2009.

Lo que pasó después de que Alvarez retirara al hijo mayor y a la hija de Jackson de la habitación es una de las claves de los fiscales en el caso por homicidio involuntario contra Murray.

Según Alvarez, Murray recogió unos frascos de medicamentos de la mesa de noche de Jackson y le dijo al guardia que los retirara.

" Me dijo: 'Tenga, póngalos en una bolsa'", dijo Alvarez.

Alvarez hizo lo que le indicó y también colocó una bolsa para dosis intravenosas dentro de otra bolsa.

En el tercer día del juicio los fiscales trataron de demostrar que Murray, quien se ha declarado inocente, se demoró en llamar a las autoridades y que intentó ocultar las huellas que habrían dejado ver que le estaba suministrando al cantante dosis del anestésico propofol.

Alvarez dijo que pensó que Murray se estaba preparando para llevar esos medicamentos al hospital, pero no le preguntó qué hacía.

Las bolsas nunca llegaron al hospital y los fiscales afirman que Murray le mintió varias veces al personal de emergencias, además de que no les dijo que le había dado a Jackson dosis del anestésico para hacerlo dormir.

De resultar culpable Murray, de 58 años, enfrenta hasta cuatro años en prisión y perdería su licencia médica.

El abogado defensor Ed Chernoff preguntó si hubo tiempo suficiente para que Alvarez se llevara a los hijos de Jackson, revisara la habitación y guardara los medicamentos en el breve momento antes de que llamara a los servicios de emergencias en la mansión del cantante, según lo muestran los archivos telefónicos.

El guardaespaldas insistió en que hubo tiempo suficiente y le dijo al abogado " soy muy eficiente".

Chernoff no parecía convencido y cuestionó si 30 segundos serían suficientes para que se realizaran todas esas actividades. Alvarez le dijo que sí.

También cuestionó el recuento de Alvarez pues le preguntó si recogieron los frascos después de que los paramédicos hubieran llegado y se llevaran a Jackson a un hospital cercano. Alvarez negó que esto ocurriera después de que llamara al número de emergencias 911.

Chernoff cuestionó el hecho de que Alvarez no le dijera a las autoridades las órdenes que le había dado Murray para que guardara las medicinas inmediatamente después de que murió Jackson, sino que esperó dos meses tras la muerte del cantante.

El guardia respondió que no se dio cuenta de la importancia de esos hechos hasta que vio un reportaje a finales de junio en el que reconoció una de las bolsas que los detectives estaban sacando de la mansión de Jackson.

El fornido Alvarez parecía conmovido cuando se reprodujo la llamada al 911 ante el jurado.

Tras hablar con el servicio de emergencias Alvarez tuvo que presionar el pecho de Jackson para hacer que su sangre circulara mientras Murray le daba respiración de boca a boca al cantante. El médico dijo que era la primera vez que tenía que realizar el procedimiento.

El testimonio de Alvarez permitió que Walgren le mostrara a los integrantes del jurado una botella de propofol. Los jurados miraron detenidamente la botella, que parecía contener un líquido.

Al entrar a la habitación Alvarez dijo que vio que los ojos de Jackson estaban abiertos y le sorprendió que estuviera usando un catéter de tipo condón, un aparato médico que permite que la gente orine sin tener que levantarse.

Alvarez testificó que Murray sólo le dijo que Jackson tuvo una " reacción negativa". El asistente personal de Jackson, quien rindió declaraciones el miércoles, dijo que Murray le comentó lo mismo.

El viernes los integrantes del jurado tienen planeado escuchar los testimonios de dos paramédicos que fueron enviados a la mansión de Jackson y trataron de resucitarlo.

Los médicos creen que Jackson estaba muerto para cuando llegaron, pero Murray insiste que el cantante fue llevado al hospital para que continuaran tratando de salvarlo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada