Hace un año la muerte convirtió a Michael Jackson en mito

LOS ÁNGELES ( AFP). Miles de fanáticos en el mundo celebran vigilias para recordar este viernes el primer aniversario de la muerte de Michael Jackson, la superestrella del pop, el último artista que vendió discos en el planeta, que sucumbió a las adicciones de su universo excéntrico.

Desde Tokio a Nueva York, museos, seguidores y familiares del Rey del Pop honrarán al artista de bailes espectaculares que falleció a los 50 años el 25 de junio de 2009 por un paro cardiaco tras una sobredosis de anestésicos en la mansión que vivía junto a sus tres hijos en Beverly Hills.

En Gary, la ciudad de Indiana (centro norte) donde nacieron los Jackson, la matriarca de la familia, Katherine Jackson, realizará el único acto oficial que se conoce para el músico y desvelará un monumento a su hijo más famoso muy cerca de la pequeña casa, de dos habitaciones, donde empezó a tejerse el mito artístico hace más de 40 años.

Después del acto se realizará una vigilia con velas frente a la casa donde confirmaron la presencia algunas figuras conocidas para esta ciudad obrera, humilde, al sudeste de Chicago.

Miles de seguidores de Jackson se espera que acudan a los jardines del cementerio Forest Lawn Memorial Park en el suburbio de Glendale, al norte de Los Angeles, donde reposan en un mausoleo los restos de la voz de "Thriller" desde septiembre.

A media jornada también se espera la visita al cementerio de algunos integrantes de la familia.

Las autoridades de este parque indicaron que los visitantes del viernes serán autorizados para caminar en los alrededores del mausoleo neoclásico, sin acceder directamente al lugar.

El jueves en la noche varios fans del artista ya habían empezado a llegar a este cementerio, ignorando las advertencias de la policía sobre la prohibición de campamentos nocturnos en las afueras del lugar.

Los seguidores de Jackson también esperan rendir un tributo en la casa de la familia del cantante en Encino, afuera de Los Angeles, no muy lejos del cementerio, y por donde desfilaron multitudes con ofrendas florales tras la muerte el año pasado.

En Tokio, por su parte, los 50 fans más devotos de Jackson celebrarán el aniversario en una fiesta de pijamas que tras el pago de una entrada de 1.100 dólares podrán dormir con algunas de las prendas más preciadas por su ídolo.

En sus sacos de dormir estas personas pasarán la noche del viernes velando los guantes tachonados de cristal de Jackson, trajes de conciertos, premios y otras 300 piezas del hombre del "Moonwalk".

Los 50 admiradores -uno por cada año de vida de Jackson-, fueron seleccionados entre unos 10,000 candidatos que querían pasar la noche en la Torre Tokio donde se exhibe la Colección del País de Nunca Jamás, dijo Matt Taylor, portavoz de la organización.

" Va a ser una noche maravillosa para las 50 personas que lleguen a quedarse con los accesorios más queridos de Michael, las cosas que estaban más cerca de él", dijo Taylor, y agregó que varias organizaciones no-japoneses están entre los elegidos.

Una cadena de televisión prepara un concierto en la noche donde participarán entre otros artistas Christina Aguilera y el sábado se realizará un concierto homenaje en el hotel Beverly Hills, al que asistirán algunos integrantes de la familia Jackson.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada