Halsey sufrió un aborto horas antes de dar un concierto

La cantante Halsey (21) -famosa por interpretar la canción 'Castle' de la banda sonora de 'Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo'- sufrió uno de los momentos más duros de su vida durante la gira musical que realizó el año pasado, cuando horas antes de su actuación en el festival Vevo LIFT sufrió un aborto natural. Aunque la joven contempló la posibilidad de cancelar el concierto, finalmente la presión de su equipo y el deseo de no desaprovechar la oportunidad de participar en un evento de tal importancia para su carrera hizo que siguiera adelante, una decisión que posteriormente le haría cuestionarse todos los principios que regían su vida profesional y personal.

"Yo no paraba de repetir: 'Tengo que cancelar este concierto', pero todo el mundo me decía: 'Bueno, es el festival Vevo LIFT, hay tres millones de personas viendo esto...'. Ha sido el concierto más amargo de mi vida. En ese momento pensé: 'Ya no me siento como un ser humano'. Todo eso -la música, Halsey, lo que sea que estuviera haciendo- se había convertido en la prioridad absoluta a la hora de tomar cualquier decisión en aquella situación, desde el momento que descubrí [que estaba embarazada] hasta que todo se torció. Cuando bajé del escenario me fui al parking, y ahí empecé a vomitar", comentó la intérprete en una entrevista a la revista Rolling Stone.

Durante mucho tiempo, la cantante -cuyo nombre real es Ashley Nicolette Frangipane- se culpó de lo sucedido, al considerar que su frenética agenda profesional había truncado su embarazo. "Me machacaba continuamente. Creo que la razón por la que sucedió fue simplemente el estilo de vida que llevaba. No bebía. No consumía drogas. Estaba jo****mente saturada de trabajo, ingresaba en el hospital cada dos semanas porque estaba deshidratada, necesitaba que me pusieran suero en el camerino. Estaba anémica, muy baja de defensas. Mi cuerpo simplemente no pudo más", reveló la cantante.

Aunque la experiencia dejó devastada a la artista, lo cierto es que la noticia -también inesperada- de su embarazo preocupó mucho a Halsey, que no sabía cómo podría afectar la llegada de un bebé a su carrera musical."¿Qué pasa? ¿Perderé mi contrato con la discográfica, lo perderé todo? ¿Continúo adelante con mi embarazo? ¿Qué van a pensar los fans? ¿Qué van a pensar sus madres? ¿Qué c*ño va a pensar el mundo entero? Todo eso me preguntaba", reconoce Halsey, que a pesar de lo vivido no ha perdido las ganas de ser madre: "Quiero ser madre mucho más que una estrella del pop, más que cualquier cosa en el mundo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes